Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
13 marzo 2014 4 13 /03 /marzo /2014 00:00

"El espíritu de la Monarquía es la guerra y engrandecimiento; el de la República, la paz y la moderación"

(Montesquieu)

 

 

 

 

republica61.jpg4.- Democracia directa o participativa. La nueva Constitución surgida de la proclamación de la República debe proponer mecanismos para la consecución de este avance en la calidad democrática que significa la democracia directa o participativa. Para profundizar en los diferentes aspectos de profundización democrática donde deberíamos avanzar, véase el artículo "¿Vivimos en una auténtica Democracia?" publicado en este mismo Blog. Entre otros aspectos, hemos de conseguir los siguientes:

 

4.1.- Que las organizaciones territoriales federadas puedan someter a consulta popular o referéndum decisiones políticas dentro del ámbito de sus competencias.

 

4.2.- Que sean estas mismas organizaciones territoriales federadas las competentes para autorizar las consultas populares de ámbito local.

 

republica62.jpg4.3.- Que la figura del referéndum tenga carácter vinculante, no meramente consultivo.

 

4.4.- Que se facilite el ejercicio de las iniciativas populares, bajando el número de firmas exigidas y ampliando las materias susceptibles de ser objeto de las mismas.

 

4.5.- Que se cree la figura del Diputado 351, es decir, que pueda presentar la iniciativa legislativa popular, y también preguntas de control o iniciativas de impulso a la acción del Gobierno un portavoz de los promotores de aquéllas que vengan avaladas con determinado número de firmas.

 

4.6.- Presupuestos participativos. Sobre todo en la Administración Local, deberá ser obligatoria la puesta en práctica de los mecanismos que permitan participar directamente a los ciudadanos y ciudadanas en la elaboración de los presupuestos municipales (su Administración más cercana), y en otras decisiones de similar importancia.

 

4.7.- Garantías de procedimientos parlamentarios participativos. La nueva Constitución que avale la República deberá prohibir la típica Ley de acompañamiento de los presupuestos, y establecer criterios estrictos contra la posible utilización abusiva por parte del Gobierno de turno de las figuras del Decreto y del Decreto-Ley, burlando así el debate parlamentario y la comparecencia de los colectivos y expertos que deban ser escuchados en el trámite legislativo.

 

republica63.jpgEstos puntos son los fundamentales para establecer una dinámica parlamentaria y participativa mínima, pero como decimos, quizá el aporte mayor de la República tenga que venir de aquí, es decir, de una profundización de la Democracia en todos sus aspectos. El déficit democrático que venimos sufriendo en nuestro país es el último responsable de la situación a la que hemos llegado, que básicamente se produce por una inversión de control de los poderes, esto es, el poder político ha pasado a depender del poder económico, en lugar de ser al contrario. Hemos de restaurar dicha situación a la normalidad democrática, y esto es algo que no se consigue de un día para otro. Es algo que no se consigue mediante un Decreto-Ley. Pero está claro que un sistema republicano y una nueva Constitución pueden hacer mucho. De entrada, nuestra actual Constitución consagra el capitalismo como sistema económico, y es algo que hay que anular. Por algo se empieza.

 

republica64.jpgHemos de declarar, desarrollar y practicar la Democracia participativa, fortaleciendo los cauces de participación de la ciudadanía a través de todo tipo de asociaciones, plataformas y organizaciones cívicas, que representen sus intereses. Hemos de dotar al pueblo del auténtico poder para ser los últimos responsables de las decisiones que se adopten sobre los temas que le afecten. Hemos de desarrollar igualmente las posibilidades de la Democracia decisoria, para que el pueblo pueda manifestarse en convocatorias generales y concretas sobre algunos temas puntuales. Hemos de reconocer y respetar el derecho a la autodeterminación de todos los pueblos que forman la entidad que hoy llamamos "España", y que ya comienza a ser una anacronía.

 

Hemos de potenciar igualmente la Democracia revocatoria, mediante la cual el pueblo pueda ejercer su derecho a la revocación de cualesquiera cargos públicos electos, ante la ocurrencia de hechos de cierta gravedad o impacto social. Casos de corrupción e incumplimientos electorales son los casos más típicos donde este tipo de democracia puede ser ejercida. Por último, pero no menos importante, debemos ir dejando entrar a la Democracia económica, esto es, la democracia en las empresas, en los centros de trabajo, para que la clase trabajadora sea también parte activa en las relaciones laborales, multiplicando sus mecanismos de representación y participación, y contribuyendo a la toma democrática de las decisiones en el ámbito económico. Todo ello deberá quedar garantizado en la III República. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
12 marzo 2014 3 12 /03 /marzo /2014 00:00

    La Religión es el suspiro de los oprimidos, el corazón de los descorazonados, el espíritu de los abatidos. La Religión es el opio del pueblo

(Carlos Marx)

 

 

 

religion_y_marxismo11.jpgEn muchos de los artículos de este Blog, hemos abordado el tema de la Religión y de la moral desde un punto de vista crítico, pero sin entrar a fondo en nuestra opinión, en nuestra creencia, desde la izquierda, esto es, desde la filosofía marxista. Nos hemos limitado a exponer o a criticar ciertos aspectos que no compartimos en cuanto a la manifestación de la Iglesia Católica en nuestra sociedad, pero sin abordar a fondo nuestros propios pensamientos al respecto. Sobre todo, hemos insistido en la necesidad de implantar un verdadero Estado laico en nuestro país, y hemos criticado la visión estrecha e hipócrita de la jerarquía eclesiástica ante algunos problemas sociales que nos acucian. En el presente artículo, el primero de una serie de dos, por fin, vamos a exponer nuestra idea de la moral y de la religión desde el punto de vista de la lógica marxista.

 

religion_y_marxismo12.jpgComenzaremos por lo más general, como es la moral. La moral, tanto pública o social como privada, es un producto del Hombre, a lo largo de las diferentes civilizaciones que históricamente se fueron desarrollando. No es por tanto un mandamiento divino, un mandamiento sobrenatural, que nos venga dado desde una instancia superior. Por tanto, mientras exista el ser humano existirá una moral, cualquier tipo de moral. Y la moral humana va evolucionando. El tiempo y las diferentes culturas van forjando diferencias en cuanto al alcance y la manifestación de la moral. Moral y ética distinguen básicamente el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto. Por tanto la moral no es absoluta, no es inmóvil, no es un producto estático del raciocinio. Pero mientras dure la especie humana, la moral se expresará de una u otra forma. La moral evoluciona con el hombre, con la especie humana, y con las diferentes culturas y civilizaciones que con el tiempo han habitado el planeta. Desde este punto de vista, debemos aceptar la existencia de lo que pudiéramos llamar “relativismo moral”, en el sentido de que no existe una moral superior, única, verdadera, auténtica, sino diferentes morales que a lo largo de la Historia y las culturas se han ido manifestando.

 

religion_y_marxismo13.jpgSobre la moral marxista, nos dice José López en su texto “El Marxismo del siglo XXI”: “Quienes acusan al Marxismo de amoral, en verdad lo que le critican es que su moral no sea la misma que la suya, que la burguesa, poniendo en peligro la moral de la clase dominante, uno de los sustentos ideológicos de la sociedad burguesa. El relativismo moral es atacado porque pone en peligro el absolutismo moral de la clase dominante, la moral dominante. La moral marxista compite con la moral burguesa. La primera se nutre del Hombre, de la Razón, de la realidad, de lo material, de lo concreto, de lo visible. La segunda, de Dios, de la Fe, de la imaginación, de lo inmaterial, de lo abstracto, de lo invisible. La segunda pretende negar a la primera, ya sea negando directamente su existencia, ya sea negando el relativismo moral, que pudiera dar pie a que hubiera otras morales distintas a la dominante, a la que se desea imponer o perpetuar”.

 

religion_y_marxismo14.jpg¿Y cuál es por tanto el origen de la Religión? ¿Cuál es el motivo que la causa, y que provoca que se expanda y se mantenga en la mente humana durante miles de años? Han existido muchos autores que han intentado explicar este origen y esta expansión de la Religión (en sentido general, y de la Católica en particular) a lo largo de los siglos. El Barón de Hollbach ya afirmaba: “Si nos remontásemos al principio encontraríamos que la ignorancia y el miedo crearon a los Dioses; que al capricho, el entusiasmo o el engaño los adornaba o desfiguraba; que la debilidad los veneraba, la credulidad los preservaba y que el hábito, la costumbre y la tiranía los respaldaba”. Y quizás haya sido Friedrich Nietzsche uno de los filósofos que más y mejor ha tratado el tema. En su obra “Ecce homo” nos cuenta: “El concepto de Dios fue inventado como antítesis de la vida: concentra en sí, en espantosa unidad, todo lo nocivo, venenoso y difamador, todo el odio contra la vida. El concepto de “más allá”, de “mundo verdadero”, fue inventado con el fin de desvalorizar el único mundo que existe, para no dejar a nuestra realidad terrenal ninguna meta, ninguna razón, ningún quehacer. El concepto de “alma”, de “espíritu”, y en fin, de “alma inmortal”, fue inventado para despreciar el cuerpo, enfermarlo – volverlo “santo” --, para contraponer una espantosa despreocupación a todo lo que merece seriedad en la vida, a las cuestiones de la alimentación, vivienda, régimen intelectual, asistencia a los enfermos, limpieza, clima”.

 

religion_y_marxismo15.jpgParece estar, por tanto, muy claro, para la moral marxista, o en un sentido más general, para la moral no creyente, atea, incluso agnóstica. Lenin, el genial revolucionario ruso, lo expresó en los siguientes términos: “Dios es (histórica y cotidianamente), sobre todo, un complejo de ideas engendradas por la bestialización del hombre y por la naturaleza que lo rodea, así como por el yugo de clase, ideas que sirven para afianzar esta opresión y para adormecer la lucha de clases”. Desde esta óptica, parece que está muy clara la motivación, que no es otra que obrar como un instrumento de la clase dominante para perpetuar su poder, e instrumentalizar unas creencias y una moral que hayan de estar pendientes de algo divino, sobrenatural, para así poder explicar y justificar buena parte de la realidad, de los hechos y acontecimientos que ocurren en la vida, según la moral dominante. No es posible demostrar la existencia de Dios (ya lo intentaron San Agustín, Santo Tomás de Aquino, y muchos otros), pero sí es posible demostrar que la Religión es un producto histórico de la Humanidad. Un producto intencionado, con un fin muy concreto, como vamos a explicar a continuación.

 

La naturaleza dialéctica de la materia y de todo lo que de ella depende “creó” a Dios, y  la comprensión de la dialéctica materialista lo destruirá. Una vez que la madurez intelectual del ser humano esté preparada, lo destruirá. Y con ello destruirá todas las Religiones, que han actuado y actúan como principal elemento de alienación para la Humanidad de todas las épocas, desde que fue inventada. Dios no creó el Cosmos, por el contrario, fue el Cosmos quien creó a Dios. El Cosmos creó materia (bajo unos principios y procesos físicos que aún no hemos podido comprender ni delimitar en su totalidad), tal vez sólo la transformó a partir de energía pura, la materia se hizo consciente, y esta materia consciente, incapaz de comprender que la materia pudiera llegar a ser consciente por sí misma, se inventó un creador. Pero no podía ser un creador cualquiera. Había de ser un creador especial, todopoderoso y omnipotente, invisible e irracional, superior al Hombre, fuente de toda creación. Y con ello, inventó la moral de la Fe. El dominio de la Fe. La moral de la creencia y de la superchería. La moral infundada. La moral insólita. Pero también la moral protectora. Una moral que nos enseñaba a distinguir entre el mundo terrenal y el mundo celestial. Finalizaremos en la próxima entrega.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
11 marzo 2014 2 11 /03 /marzo /2014 00:00

"Ser de izquierdas no es sólo defender unas ideas (...), es sobre todo una actitud ante todas las cosas de la vida (incluída la política). Es una apuesta personal por el pensamiento crítico y libre sin el que es imposible cambiar la realidad"

(José López)

 

 

 

 

Iniciamos aquí una breve serie de artículos donde vamos a reflexionar, como decimos en el título, sobre lo que se ha podido convertir en el mercadeo de la política, esto es, la política entendida como un mercado más, donde se venden candidatos, programas, votos, pactos, coaliciones, etc., desvirtuando la propia esencia de la política, como el noble arte y ciencia de estudiar la realidad, y proponer cambios de cara a su transformación. De entrada, diremos que las encuestas y estudios de opinión revelan que existe un gran descontento social hacia los políticos y la política, y además ahora, que se acercan nuevas citas electorales, desencadena un grave fenómeno social. Aparece típicamente como uno de los problemas identificados por la ciudadanía, así como el de la asociación o agrupación de los políticos con una especie de "casta" o "clase", que goza de una serie de privilegios especiales, prebendas, y tratos de favor del sistema, con respecto al resto de la población que se dedique a otras profesiones. Actualmente, la política se define como un gran "mercado", donde intervienen una serie de actores que cumplen su función de cara al sistema. En la presente serie de artículos, vamos a intentar delimitarlo lo más completa y fielmente posible. Nos basaremos sobre todo en reflexiones publicadas en textos de Antonio José Gil Padilla, publicadas sobre todo en su obra "En los límites de la irracionalidad", y en obras del autor José López, que son, quizá, los autores que más a fondo abordan estos temas. A todo ello le hemos añadido, como siempre, nuestras propias experiencias y comentarios.

 

mercado_politica11.jpgPero comencemos por el principio. El caso de los políticos (agrupados en "clase política", o en un tono más peyorativo, en una "casta") cuyo único mérito consiste en afiliarse a un partido, ser fiel a sus superiores y esperar, quizá sea el más típico de los que se nos presentan en la actualidad. Tal vez la mayoría de sus líderes y dirigentes nos dan, al menos, esa impresión. No vamos a mencionar a ninguno de ellos, para no herir sensibilidades, pero están en la mente de todos los lectores, y repartidos por todas las fuerzas políticas. No abunda por tanto el político de raza, crítico, culto, reflexivo, que no aspira a escalar ningún cuadro de mandos, ni ningún liderazgo, sino a que el pensamiento que defiende se extienda de modo pacífico y por su propio peso. El sistema sólo requiere de ellos fidelidad a quienes tienen el poder real, utilizándoles como barrera de contención y fuerza de choque para que frenen y asuman todos los males que aquejan a esta atormentada sociedad. Todo ello a cambio de obtener una posición cómoda y desahogada. Como en el caso de esas otras ocupaciones de alto nivel, es posible que nuestros representantes en los Gobiernos, en las Cortes, en las Diputaciones, en los Parlamentos y en los Ayuntamientos sean unos ineptos, unos ignorantes o unos perturbados, nada sabemos porque no se aplican instrumentos, ni normas, que permitan medir sus capacidades físicas, intelectuales o mentales. Tampoco su valía profesional ni su altura ética.

 

mercado_politica12.jpgLas estructuras son jerárquicas, no se valoran ni los conocimientos, ni la iniciativa, ni la capacidad, ni siquiera las preferencias personales a la hora de asignar a los militantes de base ciertas tareas o responsabilidades en los partidos. Todo está pensado únicamente para favorecer la maquinaria interna, el aparato del partido en cuestión. Y en los casos donde comienzan a destaparse redes corruptas, sale a relucir un estricto corporativismo, donde los unos ponen "la mano en el fuego" sobre los otros, con tal de no dañar la imagen del partido ni de sus compañeros. Naturalmente, esta dinámica de funcionamiento y esta imagen que se transmite a la ciudadanía no ayuda a que se forje buena idea sobre los partidos políticos. Por otra parte, cuando las distintas opciones políticas no ofrecen modelos sociales y económicos claramente diferentes, radicalmente alternativos, no constituyen opciones válidas. Sólo alternancias sistémicas, que nunca suponen auténticos cambios reales en la sociedad. Si los lectores se fijan con detenimiento, comprobarán cómo el fenómeno del bipartidismo refleja casi al cien por cien esta situación que estamos describiendo.

 

mercado_politica13.jpgCuando esas opciones, abiertas o subrepticiamente, asumen el mismo sistema económico y la misma organización social, y se soportan sobre ellos, se burlan de los ciudadanos, abusan de su ignorancia (generada intencionadamente por nuestro alienante sistema), vacían de contenido cualquier atisbo de auténtica democracia, y convierten la política en un simple mercadeo. Ya hace tiempo que en España se hablaba de una "clase política" de la que se autoexcluían aquéllos que habían combatido contra la dictadura, y "accidentalmente" ocupaban cargos institucionales en la incipiente "democracia". En la actualidad, podemos afirmar, con absoluta certeza, que la existencia de esa clase política se ha generalizado y ha dado pie a la aparición de un mercado de la política que poco se diferencia del que existe en los demás países que "gozan" de un sistema democrático parecido al nuestro. La citada actividad mercantil, cumple todos los requisitos que se le exigen a cualquier otro tipo de mercado: compradores, vendedores, mercancías, se ponen en contacto los demandantes con los oferentes, y como consecuencia, aparece un mercadeo ligado a esta otrora noble actividad.

 

mercado_politica14.jpgHuelga señalar que los compradores y vendedores de las diferentes mercancías son, por un lado, los votantes, y por el otro, los "profesionales de la política". ¿Y cuáles son las mercancías en juego? Por una parte, los políticos venden promesas vanas, basadas en la fe más que en el estudio empírico de la realidad, que se van diluyendo conforme pasa el tiempo. Por otra parte, compran status, prestigio, influencia, acomodo, un sueldo y una serie de dávidas y prebendas que ayudan a llevar la "pesada carga" que conlleva su responsabilidad. Nótese que no se trata, a diferencia de lo que ocurre en el mercado laboral, de la venta de la fuerza de trabajo a cambio de un salario más o menos justo. El trabajo técnico y administrativo lo realizan los asesores (cuyo número no disminuye, sino que aumenta), los equipos de apoyo o los propios funcionarios de la Administración Pública. Por tanto, la principal misión de un político se limita a la mera representación. Por esta razón, no se exige profesionalidad o cualificación relacionada con la supuesta tarea. Y de esta forma podemos observar, por ejemplo, como una misma persona pasa de Ministra de Educación a Presidenta del Senado, cómo algunos Ministros cambios de un departamento a otro, de una cartera a otra, incluso en una misma legislatura, que nada tiene que ver con el anterior cargo que se ocupaba. Y lo mismo ocurre en las Comisiones de las Cámaras (Congreso y Senado), en los Ayuntamientos, etc. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
10 marzo 2014 1 10 /03 /marzo /2014 00:00

"La Justicia vale menos que el orín de los perros"

(León Felipe)

 

"La Marca España se devalúa hasta el punto de que decir España y decir Impunidad, alcanza a ser sinónimo"

(Manuel Tapial)

 

 

 

 

Recientemente hemos asistido a otra nueva maniobra con el sello del PP, o pudiéramos decir, una maniobra de la "Marca España". Y es que, con la oposición de todos los grupos políticos del Congreso (cosa que ya viene siendo habitual, bajo la mayoría absolutista del PP), se aprobó una Reforma de la Ley de Jurisdicción Universal con carácter retroactivo que limita los casos a abordar a que los supuestos culpables sean españoles, o residan en nuestro país. Todo un atropello hacia el principio de Justicia Universal, que archivará casos como el asesinato del cámara de TV José Couso durante la guerra de Irak, el ataque a la Flotilla de la Libertad en Gaza o los crímenes de genocidio en el Tíbet cometidos por el ex Presidente chino Jiang Zemin.

 

justicia_universal1.jpgLa debilidad, sumisión y servilismo del Gobierno del PP sucumbieron, como siempre, a las presiones, sobre todo económicas, consagrando dicha eliminación para nuestro país del principio de Justicia Universal, y consumando un nuevo hito en su camino de desprestigio hacia los derechos y libertades de la ciudadanía. Con todo el Parlamento y todas las Asociaciones de Jueces en contra, el PP acaba de sacudirse de un plumazo otro incómodo fleco que le estorbaba en su lucha hacia la completa impunidad de los delitos internacionales. En palabras de Sabino Cuadra: "Es este partido el que hace el puente entre el ayer franquista responsable de décadas de explotación obrera, represión popular y negación de todo tipo de libertades democráticas y nacionales, y el hoy de la degradación de las condiciones laborales y sociales, los recortes de libertades democráticas y la negativa a aflojar siquiera lo más mínimo las ataduras de esa España de hoy. “indivisible e indisoluble”, heredera de aquella otra “una, grande y libre” de Franco".

 

justicia_universal2.jpgY nosotros añadimos: ¿qué se va a esperar de un Gobierno que tacha de colaboradores de ETA a los verificadores internacionales que pretenden aportar su trabajo y experiencia en la solución del conflicto vasco? ¿Qué se va a esperar de un Gobierno que minimiza y miente sobre la tragedia de 15 personas que estaban intentando llegar a nuestras costas, y que son recibidos con botes de humo y pelotas de goma por la Guardia Civil? No se puede esperar otra cosa. ¿Qué se puede esperar de un Gobierno que castiga a su población mediante el aumento de la desigualdad, la pobreza, el paro, el trabajo precario, las pensiones de miseria, la degradación democrática, la marginación social, la vulneración de derechos humanos –aborto-, la corrupción política e institucional? No se puede esperar otra cosa.

 

justicia_universal3.jpgManuel Tapial lo expresa en los siguientes términos: "Se ampara el Gobierno para suprimir este principio de Justicia Universal en los conflictos diplomáticos que ocasionan, pero suprimir un principio que protege y ampara a tus nacionales debería estar penado por traición. Uno no ha de gobernar para contentar a potencias extranjeras, sino para atender y proteger a sus ciudadanos. Este Gobierno ya nos ha demostrado con sus políticas que está en contra de su gente, y que los intereses que defiende son espurios. Con este nuevo paso, podemos afirmar que el Partido Popular es cualquier cosa menos patriota, pues tras haber vendido el país a los bancos y a las potencias extranjeras, ahora vende a sus ciudadanos en el exterior abandonándolos a su suerte".

 

Cuando miramos el bosque, cuando somos capaces de ver una foto completa de la calaña de esta gentuza, es cuando nos damos cuenta de la tremenda lógica que tiene su política, de la aberrante secuencia de sus crímenes sociales. No cabe más remedio que concluir que PP y Justicia Universal son antónimos, son contrarios, son incompatibles, al igual que son incompatibles el PP y los Derechos Humanos, el PP y la dignidad, el PP y la memoria histórica. Pero por otro lado tienen muchos sinónimos: muerte, desigualdad, destrucción, hambre, mentira, corrupción, involución, miseria, exclusión social, pobreza, paro, barbarie. Este es el auténtico panorama sobre el que sobrevuelan las gaviotas.





Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
7 marzo 2014 5 07 /03 /marzo /2014 00:00

"El modelo educativo y la preparación para el acceso a un puesto de trabajo se encargan de que toda la información sea asumida por los educandos sin la menor crítica"

(Antonio José Gil Padilla)

 

 

 

 

edu_publica161.jpgEn octubre de 2013 se estrenó un documental altamente recomendable. Se titula "Universidad S.A.", y trata básicamente sobre los procesos y las consecuencias de la mercantilización de la Universidad y su contexto político, económico y social. Puede verse en este enlace. Actualmente, las Universidades privadas no sólo comienzan a ganar terreno a las públicas, sino que el acoso a las públicas es brutal: asfixia presupuestaria, falta de control por parte de las Universidades sobre el dinero que ingresan, aumento de tasas, endeudamiento de los alumnos que quieren estudiar, y también, de las propias Universidades. La estrategia viene de atrás, de la época del incesante aumento de los parques científicos y tecnológicos.

 

En efecto, y desde aquéllos tiempos, la Universidad Pública se apuntó también al carro de la burbuja inmobiliaria, así como de los créditos europeos para construir centros de este tipo...En estos momentos, hay que devolver dichos créditos, aunque sea a costa de despedir personal, y de malvender la propia Universidad. Actualmente es el Consejo Social el órgano colegiado que posee la competencia sobre todas las cuestiones económicas de las respectivas Universidades. Se supone que dicho órgano debe ser la representación de toda la sociedad en la Universidad, pero cuando lo observamos a fondo, vemos lo que dista este principio de la realidad. La representación de las empresas es mayoritaria, y por supuesto, dictan sus propias leyes al mundo de la Educación Superior. Lo más grave es que sus miembros son elegidos prácticamente a dedo por los políticos de turno, echándose en falta (como casi en todo lo demás) procesos auténticamente democráticos de designación.

  

edu_publica162.jpgTodo ello nos lleva a un escenario que pudiéramos denominar de "privatización del conocimiento". Los resultados de las investigaciones, trabajos y estudios de divulgación científica y técnica, pagados por todos, son, literalmente, privatizados, y transferidos a las empresas, que son las únicas que se benefician de dicho conocimiento y de dicha investigación. El círculo se cierra, y todas las piezas comienzan a encajar. Como hemos afirmado en artículos anteriores de esta serie, la Universidad Pública ya no se centra en el placer intelectual por el conocimiento humano, sino que se focaliza mayoritariamente en entrenar a los estudiantes en unos procedimientos que se dirigen a prepararlos como futuros trabajadores dóciles, adiestrados por el propio sistema, y adaptables a las condiciones laborales que desde las empresas se planifiquen, cómo no, en función de la obtención de sus beneficios.

 

edu_publica163.jpgQuizá algunos datos puedan ser clarificadores de la situación expuesta. Desde 2010, el presupuesto público se ha recortado en más de 1.200 millones de euros, y algunas Universidades, como la Politécnica de Cataluña o la Complutense de Madrid, acumulan deudas de hasta 111 y 160 millones de euros, respectivamente. Y en marzo de 2013, hace ahora justo un año, 300 profesores de la Universidad Politécnica de Madrid vieron cómo era rescindido su contrato. Por otra parte, la Universidad se ha convertido hoy día, bajo el caduco modelo productivo español, en una tremenda fábrica de crear parados y paradas, o como mucho, trabajadores en precario. Dejaremos para posteriores entregas de esta serie un estudio más profundo sobre la figura del becario universitario en nuestro país, así como las propuestas que desde la izquierda realizamos para acabar con todo este declive de la Universidad Pública española.

 

edu_publica164.jpgEstamos de esta forma presos de una auténtica situación esquizofrénica (cada vez hay menos inversión, cada vez hay más titulados) que se encuadra bajo una estrategia política evidente, que podría resumirse en que asistimos a una clara ofensiva de las élites de tratar, mediante reformas tecnocráticas, y muchas veces en la sombra, de adecuar la propia Institución de la Universidad al entorno productivo moderno, entiéndase por tal las políticas de corte neoliberal implantadas a todos los niveles de la economía, y por ende, de la política. Prácticamente desde la década de los ochenta del siglo pasado, en vez de adaptar el mercado laboral a las necesidades sociales, ha sido la Universidad la que se ha adaptado al mercado. Ello está en perfecta línea con las palabras del Ministro Wert, quien ha afirmado varias veces, y de distintas formas, básicamente que "los estudiantes no deben estudiar lo que quieren, sino lo que les emplee".

 

edu_publica165.jpgEl incremento masivo de estudiantes y de licenciados en las Facultades de Humanidades con un mercado de trabajo que no absorbe esa mano de obra, se convierte en un gran problema social, por lo que se orienta toda esa formación hacia itinerarios tecnocientíficos como una clara ofensiva sobre el conjunto de conocimientos de las Humanidades, que son disciplinas que además permiten un conocimiento profundo de la sociedad que no permiten otras. Esta reconversión también obedece, por tanto, a una estrategia política, a una maniobra perfectamente calculada. Una maniobra cuyo culmen lo representa, como hemos comentado, el hecho de que las Juntas de Gobierno y Claustros de las distintas Facultades estén compuestas en su inmensa mayoría por gestores de empresas y fundaciones privadas, que son al cabo y a la postre los que van a invertir en dichos centros universitarios. Se trata, en palabras de Miguel Urbán, de "crear la Universidad-Empresa" (de ahí el título del documental al que antes nos referíamos). Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
6 marzo 2014 4 06 /03 /marzo /2014 00:00

"El oficio de rey no merece respeto alguno. Originariamente se ganaba por los métodos del bandolero; sigue siendo un crimen perpetuado, y jamás puede ser otra cosa que símbolo de un crimen. No merece más respeto que la bandera de un pirata...Todas las monarquías se han erigido así; jamás existió un trono que no representara un crimen; hoy no existe ninguno que no lo represente. Una monarquía es una piratería perpetuada. En su escudo de armas deberían figurar siempre la calavera y las tibias cruzadas"

(Mark Twain)

  

 

 

republica51.jpgRetomamos esta quinta entrega sobre los fundamentos de la República que pretendemos desde la izquierda, con un comentario al Manifiesto que recientemente han publicado (día 18) en el Ateneo de Madrid, denominado "Intelectuales por la III República", y que puede documentarse mejor en este enlace. Organizado por el medio alternativo Crónica Popular y por la Agrupación Ateneísta Juan Negrín, sobre una treintena de intelectuales españoles han suscrito este Manifiesto, que estaba previsto fuese presidido por el filósofo y escritor Carlos París, fallecido el pasado 31 de enero. Definen a la República como una "urgente necesidad de regeneración democrática", y está firmado, entre otros, por grandes historiadores (Josep Fontana), escritores (José Manuel Caballero Bonald), pintores, directores de cine, militares (fundadores de la UMD), actores, profesores (Salvador López Arnal), periodistas (Ignacio Ramonet), entre otros muchos.

 

Y continuando desde el artículo anterior, donde ya habíamos comenzado a proponer ciertos derechos de la ciudadanía que pretendíamos rescatar, consolidar o ampliar, vamos a proseguir con los siguientes, que tienen que ver todos ellos con lo que pudiéramos denominar como ética pública:

 

republica52.jpg3.- Etica Pública. Combate a la corrupción. Independientemente del combate a la corrupción que hay que dar desde la abolición progresiva del capitalismo, necesitamos un proyecto de dignificación del papel de los representantes públicos. Acabamos de comentar en el artículo de ayer, titulado "El Gobierno y sus medidas de regeneración democrática" cómo absolutamente todo lo que se propone son parches y medidas de atajo para combatir la verdadera y auténtica necesidad que tenemos de sanear la vida pública. Pensamos que no lo conseguiremos absolutamente mientras no traigamos la República.

 

La resignación ("todos los políticos son iguales") ante el fracaso del sistema democrático sólo puede anunciar el avance, el oxígeno, hacia posiciones autoritarias, protofascistas, que podrán avanzar si se extiende la aquiescencia de una mayoría social que abogue por el advenimiento de un "salvador de la patria", entrando en la antesala del fascismo. Por eso es tan importante que en la República que queremos se habiliten medios para la recuperación del crédito y del valor de lo público, que indirectamente se traducirá en una mayor credibilidad hacia los políticos:

 

republica53.jpg3.1.- Endurecimiento del sistema de incompatibilidades tanto durante el ejercicio del mandato como después del mismo, para evitar el mecanismo denominado de "puerta giratoria" entre los gestores públicos que son cooptados por la empresa privada, y viceversa.

 

3.2.- Endurecimiento del Código Penal y de las leyes administrativas para tipificar las sanciones a las prácticas de corrupción, tanto de los corrompidos como de los corruptores. Inhabilitación para el ejercicio de cualquier cargo público para los que hayan incumplido la ley desde el ejercicio de responsables electos, e inhabilitación para la profesión privada de quienes hayan inducido u ofrecido privilegios o compensaciones económicas (dinerarias o en especie) a los responsables políticos a cambio de favores (delito de cohecho).

 

3.3.- Endurecimiento del Reglamento de las respectivas Instituciones para erradicar las prácticas que sean socialmente calificadas como de privilegios: igualdad de condiciones para acceder a una pensión, etc. Pero al mismo tiempo hay que reivindicar (como para cualquier otro trabajo) una remuneración adecuada a la responsabilidad que ejercen, y dietas de desplazamiento, alojamiento y comida suficientes para que no sólo los que poseen una posición económica desahogada puedan entrar en política, sino también los trabajadores.

 

republica54.jpg3.4.- Poner límites a las retribuciones de los cargos políticos, representativos e institucionales. Pero también a los altos ejecutivos de las empresas, así como a los beneficios empresariales, utilizando la fiscalidad progresiva. El objetivo final es la eliminación gradual de las desigualdades a todos los niveles.

 

3.5.- Transparencia en las retribuciones de los cargos públicos. Hacer públicos a través de todos los medios de comunicación la situación económica y patrimonial de todos los políticos y de los partidos: no sólo la situación de los cargos públicos electos, sino también la contabilidad, las subvenciones de los empresarios, los acuerdos con los bancos, las nóminas de los funcionarios o cargos de los partidos, y las donaciones que reciban de cualesquiera fundaciones u ONG's de ellos dependientes.

 

republica55.jpg3.6.- Transparencia en las retribuciones del mundo de la empresa privada, esto es, de los altos ejecutivos de la misma, de los inversores y banqueros, de los Consejos de Administración, de los Consejeros y Accionistas, de los Directores Generales, etc., con la misma finalidad que la transparencia para los cargos públicos.

 

3.7.- Profundizar en las competencias y medios del Tribunal de Cuentas como órgano fiscalizador de las cuentas públicas, para que cumpla con eficacia su papel de supervisor de la limpieza financiera del gasto público. Dotarlo de más medios y más personal, para que pueda asegurar el cumplimiento de sus funciones en plazos razonables.

 

3.8.- Todo ello deberá estar recogido en una "Carta Ética del Cargo Público", una especie de memorándum de obligado cumplimiento a todo lo señalado, donde además los gestores de lo público se comprometen a no hacer intervenir en sus procesos al capital privado, renunciando expresamente a cualquier intento o justificación para la implantación de procesos privatizadores.

 

El sentido final de todas estas medidas, es que nos dotemos de una República donde la democracia sea su auténtico espejo. Y para ello, la democracia no puede tener fisuras, no puede estar manchada, no puede ser incompleta, no puede estar coartada. La democracia ha de ser plena, y la dedicación a la cosa pública ha de recuperar su valoración, y ha de poseer una imagen social de pleno respeto. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
5 marzo 2014 3 05 /03 /marzo /2014 00:00

"La corrupción actual se arraiga en la carencia de crédito de lo que es público (...). Quien no respeta la enseñanza pública, la sanidad pública, las compañías públicas de transportes, electricidad o correos, es difícil que respete el dinero público (...). Los neoliberales no pretenden acabar del todo con el Estado, porque conocen y experimentan la utilidad que tiene el poder público a la hora de favorecer sus intereses. La manipulación privada de los bienes públicos está en la base de nuestra convivencia con la corrupción. La democracia española se acostumbró desde los ochenta a confundir modernidad con privatización. Siendo el país de Europa que menos invierte en servicios sociales, nuestros políticos parecen siempre muy preocupados en recortar gastos y regalar beneficios..."

(Luis García Montero)

 

 

 

regeneracion_democratica1.jpgEn algún artículo anterior hablábamos del sindicalismo de clase, y la necesidad de su regeneración. Precisamente, sindicatos, organizaciones empresariales y partidos políticos son tres grandes patas para las cuales la transparencia ha de ser aplicada. Y recientemente, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a sus medidas encaminadas a la "regeneración democrática", que tienen mucho que ver con estos agentes sociales, sobre todo con los partidos políticos. Hasta ahora los partidos podían recibir donaciones con un límite de 100.000 euros anuales. Ahora el Gobierno quiere prohibir todas las donaciones que tengan su origen en personas jurídicas (es decir, una organización, entidad o Institución). Argumentaron que el Gobierno mantiene las donaciones por parte de las personas físicas, que no se pueden prohibir, entiende el Ejecutivo, porque forman parte de la “libertad individual” y suelen realizarse por simpatía con la formación política o por interés en colaborar con ella. El Gobierno sigue sin declarar abiertamente "delito" a la financiación irregular de los partidos, y ello continuará favoreciendo, sin ir más lejos, que sigan apareciendo casos como Gürtel, y que los jueces continúen sin apoyo legal ninguno para poder combatirlos.

 

regeneracion_democratica2.jpgUn punto que pasó inadvertido de la Reforma de la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos de 2012, según apuntó la web Cuentas Claras, fue la eliminación del límite de 150.000 euros a las donaciones privadas a las fundaciones de los partidos políticos. Es decir, desde la entrada en vigor de la reforma de 2012, es posible donar dinero sin límite alguno a las fundaciones, y por tanto, indirectamente, a los partidos, como puso de manifiesto el propio Tribunal de Cuentas en su Informe de 2006. En cuanto a las condonaciones de las deudas a los partidos por parte de los bancos: - El PSOE y PSC han logrado acuerdos de condonación desde 2004 por un valor superior a los 40 millones de euros (La Caixa perdonó 7,1 millones de euros al PSC en diciembre de 2004. La BBK, 21 millones de euros al PSOE en marzo de ese mismo año. El Santander perdonó 12 millones al PSOE en mayo de 2006, tras 19 años de impago). - ERC se benefició tras el gobierno tripartito de una condonación de La Caixa por valor de 2,7 millones. - Caixa Galicia condonó 2,6 millones al PP cuando éste partido llegó al poder en 1996, y así podríamos continuar en un largo etcétera.

  

regeneracion_democratica3.jpgEn años anteriores también hubo condonaciones de la banca a los partidos. El Tribunal de Cuentas cifró las condonaciones habidas entre 1993 y 2002 en 25,4 millones de euros. Fue en su Informe sobre el año 2002 (publicado en 2005).  Mientras que en el Informe de 1999 (publicado en 2002), el Tribunal de Cuentas observó que de 1997 a 1999 la banca perdonó deudas de 19,1 millones a los partidos. Como se ve, la complicidad del poder económico con el poder político es total. Y aunque este tema se corrige un poco en la nueva redacción, no queda aún del todo bien delimitado. Porque el problema viene arrastrándose desde muy atrás, y afecta a prácticamente todas las entidades financieras, y todos los partidos políticos. En el año 2007, los partidos políticos debían a los bancos, en total, 226 millones de euros. Este dato se hizo público en el último Informe del Tribunal de Cuentas, donde detallaba que las deudas más elevadas eran las del PSOE (59,7 millones), PP (59,2), PNV (17,1), CiU (15,9), IU (15), UDC (12) o el PSC (10,3), entre otros. 

 

Y es que únicamente la financiación pública debe ser válida para el caso de los agentes sociales. Y por otra parte, la "regeneración democrática" que se propone es un auténtico brindis al sol, pues no cambia en esencia la dinámica no sólo de la financiación, sino del funcionamiento del propio organismo de fiscalización, que es el Tribunal de Cuentas. Porque una piedra angular de la corrupción sistémica que padecemos se sitúa en torno al problema de la financiación de partidos. Y otra peligrosa tendencia que se viene implantando, aumentada por el propio fenómeno del bipartidismo, es la burocracia interna de los partidos, la financiarización de los mismos, la capacidad de acceso a recursos financieros, sean subvenciones, créditos bancarios, donaciones empresariales o particulares, etc. Lo que importa es tener el suficiente apoyo económico para mantener el aparato del partido, y gastar de forma desorbitada en Congresos, campañas mediáticas y actos publicitarios de todo tipo. De esta forma, la política se centra en los partidos, en vez de al contrario.

 

regeneracion_democratica4.jpgLa banca se pone sobre todo en acción a la hora de la financiación de las campañas electorales, auténticos monstruos de acaparamiento de todo tipo de recursos. Y gracias a este protagonismo de los grandes poderes económicos, se pueden producir chatajes posteriores sobre la propia política que los partidos pretendan llevar a cabo. Por ejemplo, hace poco se publicaba que la banca le habría hecho llegar al PSOE el siguiente mensaje: "Estamos dispuestos a dejar caer al partido si se sigue promoviendo extender la normativa de expropiar pisos vacíos a otras zonas de España", en clara alusión a la llamada "ley antideshaucios" de la Junta de Andalucía, patrocinada en realidad por IU. La regeneración democrática tiene que venir de la transparencia, y ésta tiene que venir de la presencia de un derecho público a la información, para que estas prácticas ilícitas no se puedan producir.

 

regeneracion_democratica5.jpgHabría que cambiar el poder de la banca, habría que cambiar el mastodóntico funcionamiento de los partidos, habría que cambiar y a fondo la Ley Electoral, así como el funcionamiento del Tribunal de Cuentas, un auténtico "escudo institucional" de los partidos políticos, y hacer extensible todo ello al resto de agentes sociales implicados en la vida institucional, como las organizaciones empresariales, y las centrales sindicales. Y todo ello se consigue bajo una mayor independencia política, mediante la dotación de más medios de investigación y de sanción, y de una mayor separación de los poderes del Estado. La sensación de impunidad hay que combatirla desde todos los frentes, exigiendo que se apliquen las responsabilidades políticas que no tengan que pasar por los Juzgados de lo Penal. La Justicia se eterniza especialmente en estos casos, y deja de ser Justicia. Como decía el Juez Elpidio Silva: "Es como si usted quiere ir a Inglaterra avanzando un metro por hora".

 

Se han de incluir delitos más claramente tipificados en el Código Penal en torno a las posibilidades de financiación de los partidos, establecer unos topes máximos para las subvenciones, medidas para democratizar el reparto de la financiación pública a los partidos, modificación de la Ley Electoral, agilización de los Tribunales fiscalizadores, rendición de cuentas ante el Parlamento, y todo ello en el contexto de una mayor transparencia e información públicas. En última instancia, hay que reducir el protagonismo del dinero en la política. Hay que transformar los partidos políticos en organizaciones más transpartentes, más accesibles, más controlables, más democráticas. Por último, citar algunas organizaciones y sitios web interesantes que tratan estas materias, tales como Cuentas Claras, Democracia 4.0, Fundación Civio, Openkratio, y plataformas como las de el Manifiesto por una nueva Ley de Partidos, el Foro +Democracia, o el Foro ético por la regeneración democrática. A todos ellos remito a los lectores.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
4 marzo 2014 2 04 /03 /marzo /2014 00:00

Me dieron una guitarra, y me enseñaron a poner los dedos. Ahí empezó todo

(Paco de Lucía)

 

En mi tierra, a los niños, como hay muchos Pacos, y muchos Pepes, se acostumbra añadir los nombres de las madres…Así que yo era Paco, el de la Lucía, la portuguesa…

(Paco de Lucía)

 

Yo sé que su serenidad se alimenta en la tradición, y también que es la angustia quien le ayuda a mover de su sitio a la música, para que sea más ancha, pues que nada jamás concluye. Yo sé, en fin, que ese hombre encuentra júbilo en la música, y también desesperación. Así tiene que ser. Y eso me hace brindar por su fidelidad y por su altanería, por su respeto y su arrogancia. Brindo por este hombre que ha tenido maestros que hoy son ya sus discípulos. Brindo por este músico cuyo amor al origen del camino no le impide sino le incita a caminar. Brindo por un artista

(Félix Grande)

 

 

 

 

paco_lucia1.jpgA que el Flamenco sea hoy en día considerado como una música de excepcional calidad artística, ha contribuido en gran medida la gigantesca figura de Paco de Lucía. Hemos perdido a Paco la pasada semana, se nos ha ido, quizá, el mayor músico flamenco de la historia de este arte andaluz, que no sólo elevó el sonido y el acompañamiento de la guitarra hasta sus más altas cotas de expresión, sino que ha sido el mayor exportador, el mayor símbolo, y el mayor representante de la guitarra flamenca fuera de nuestras fronteras. Andaluz universal, genio inconmensurable. El también recientemente desaparecido poeta y escritor Félix Grande, amigo personal de Paco, había glosado su inmensa figura, y se declaraba firme admirador del genio de Algeciras. Junto a Camarón de la Isla, y durante casi todo el período de la vida artística del cantaor, representaron quizá el dúo flamenco más grande de la historia, y nos dejaron memorables grabaciones que derrochaban arte por los cuatro costados. Ambos han sido artistas revolucionarios.

 

paco_lucia2.jpgPero vayamos por partes. Francisco Sánchez Gómez nace en Algeciras en 1947, en el seno de una familia humilde. Eran varios hermanos, y su padre (Antonio Sánchez Pecino) conocía perfectamente los sinsabores y amarguras de una vida difícil. No quería que sus hijos pasaran por lo mismo que él había pasado. Desde pequeñito, el joven Paco demuestra aptitudes para la guitarra, y el padre se empeña, con férrea disciplina, en que aprenda bien y pueda desarrollar una carrera artística. De hecho, el padre del guitarrista fue el productor de casi todas las grabaciones de la primera época de Camarón y Paco de Lucía, así como el autor de muchas de las letras que se cantan. Junto a su hermano, Pepe de Lucía, que compartió con él casi toda su carrera, se presentó formando dúo, llamados “Los Chiquitos de Algeciras”, y recibiendo incluso un premio ya en 1962.

 

paco_lucia3.jpgPaco declararía más tarde que se “escondía” detrás de la guitarra debido a su gran timidez, pero que su gran ilusión hubiera sido ser cantaor. De ahí que declarara que cuando conoció a Camarón, “era como si hubiese conocido a Dios”. Y tras la muerte del maestro de San Fernando, declararía haber quedado sumido “en un gran vacío, se me ha ido la inspiración”. Su primera grabación discográfica en solitario data de 1967, y a partir de ahí su vertiginosa carrera le lleva a constituirse en el indiscutible número uno de la guitarra flamenca, por su depurada técnica, por su rapidez, pero también por el desarrollo de sus armonías. Decididamente, hubo un antes y un después en la guitarra desde Paco de Lucía. ¡Cuántos jóvenes hemos despertado al flamenco escuchando “Entre dos aguas”, la genial rumba incluida a última hora como un relleno en su álbum “Fuente y Caudal”!

 

paco_lucia4.jpgPaco siempre declaró que sus grandes maestros fueron, por un lado, Sabicas, de quien aprendió un toque rico, distinto y revolucionario, nunca antes utilizado para acompañar el cante, y por otro lado, Manuel Serrapí “Niño Ricardo”, quizá el gran maestro del siglo XX anterior a Paco. Mientras Niño Ricardo desarrollaba la justeza y técnica para el perfecto acompañamiento, Sabicas era la inspiración, el toque armónico y diferente, la savia nueva y fresca en quien Paco bebió para relanzarse definitivamente como el gran maestro que ha sido. De hecho, fue Sabicas quien recomendó al genio de Algeciras que “si quería triunfar, debía desarrollar su propia música”. Y así lo hizo. Además de sus múltiples grabaciones y actuaciones como acompañante para el cante (el repertorio congrega a todas las grandes figuras del momento), Paco de Lucía, con su inquieta e inconformista actitud, siempre buscando nuevas formas de expresión para la guitarra, y nuevos desarrollos para la música flamenca, fue despuntando como solista, destacando en grabaciones que se nos ofrecen como auténticas joyas inscritas en la historia flamenca.

 

paco_lucia5.jpgAsí, mientras su carrera como “alma mater” de Camarón continúa, dejando volar la inspiración y los momentos de gloria de ambos, Paco de Lucía se va constituyendo como el mayor referente flamenco de todos los guitarristas de su época, los de su generación y los de la generación posterior, que llegan a nuestros días como grandes maestros. Así, desde Manolo Sanlúcar a Tomatito, desde Rafael Riqueni a Vicente Amigo, desde Paco Cepero a Niño Miguel, desde Manolo Franco a Paco Cortés, y un largo etcétera, están bajo la órbita de influencia de Paco de Lucía. Paco influye no sólo en la revolucionaria forma de tocar, sino en los modos, costumbres y maneras de expresar el toque flamenco. Desarrolla la guitarra de concierto no sólo en el mundo flamenco, sino que se va introduciendo también en otros mundos, como el de la música clásica y la fusión del flamenco con otras músicas foráneas, como el jazz o el blues, el pop o la salsa. Toca junto a los grandes genios del momento, como Chick Corea, Carlos Santana, Larry Coryell, Al Dimeola o John McLaughlin, y en todas las experiencias pone su granito de arena, resalta su gigantesca personalidad.

 

paco_lucia6.jpgJunto a sus hermanos Ramón de Algeciras (tocaor para acompañamiento) y  Pepe de Lucía, también un excepcional cantaor, y a grandes músicos de la talla de Rubem Dantas, Jorge Pardo, Tino Di Geraldo y otros, formó su propio grupo, con el que recorrieron el mundo varias veces, dejando constancia de su especial estilo en la interpretación del flamenco, hondo y puro, pero fresco, creativo, imaginativo y moderno. De su inmensa discografía en solitario, podemos destacar “La fabulosa guitarra de Paco de Lucía” (1967), “Fantasía Flamenca de Paco de Lucía” (1969), “Fuente y Caudal” (1973), “Almoraima” (1976), “Paco de Lucía interpreta a Manuel de Falla” (1978), “Sólo quiero caminar” (1981), “Siroco” (1987), “Zyryab” (1990), o “Concierto de Aranjuez” (1991). A ello, como decimos, hay que sumar la intensa trayectoria como guitarrista de acompañamiento de casi todas las grandes figuras del flamenco de los últimos 50 años, y su especial travesía con José Monge, “Camarón de la Isla”.

 

paco_lucia7.jpgY en cuanto a honores, premios y galardones recibidos, hay que citar un Premio de Honor de Guitarra en Concierto en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, en su edición de 1968; Premio Nacional de Guitarra Flamenca de la Cátedra de Flamencología de Jerez (1970); Castillete de Oro del Festival Nacional del Cante de las Minas de La Unión (Murcia, 1974); Diapasón de Oro en el Festival de Música Internacional de San Remo (Italia, 1974), y Distinción Compás del Cante (1987), entre otros. Poseía además un Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Berkeley, un Premio Príncipe de Asturias de las Artes, la Medalla al Mérito de las Bellas Artes, así como un Grammy al mejor álbum latino. Su legado es inmenso y universal. Y ahora, Paco se nos ha ido.  Se nos ha ido por sorpresa, como se van todos los grandes genios, con humildad, dejando una estela imborrable. Todos los flamencos nos sentimos un poco huérfanos. Gracias, Paco, hijo de Lucía, por haber llevado a la guitarra, el instrumento flamenco por excelencia, a sus más excelsas cumbres, por haber universalizado nuestro arte andaluz, y gracias por haber representado el más firme paladín de la música flamenca de todos los tiempos.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
3 marzo 2014 1 03 /03 /marzo /2014 00:00

Vamos a finalizar en esta tercera y última entrega sobre las motivaciones y fundamentos psicológicos del éxito bajo el sistema capitalista, ahondando un poco más en las declaraciones de Eric Fromm sobre la incapacidad de amar, ya referida en el artículo anterior: "Los que se preocupan seriamente por el amor como única respuesta racional al problema de la existencia humana deben, entonces, llegar a la conclusión de que para que el amor se convierta en un fenómeno social y no en una excepción individualista y marginal, nuestra estructura social necesita cambios importantes y radicales". En el capitalismo no existen límites para el logro de los éxitos, el principio de libre competencia y de la supervivencia del más apto exigen que los individuos no se encuentren inhibidos por la compasión.

 

Esta carrera donde está excluída deliberadamente la solidaridad, contamina todas las relaciones entre los seres humanos: "En esta rebatiña por el éxito hacen quiebra todas las reglas sociales y morales de la sociedad humana; la importancia de la vida consiste en ser el primero en una carrera de competencia". De esta manera, quedan desvirtuadas muchas creencias, se produce una subversión de los valores, pasando a colocarse en lo alto de la escala aquéllas cuestiones que nos dan más prestigio y no las que nos brinden mayores satisfacciones: "La gente cree que lo importante es tener éxito, ganar prestigio, conseguir poder, subir por la escala social, servir a la máquina, pero la persona queda estancada". Los modelos sociales que salen a la palestra como paradigmas del éxito son auténticos personajes que dejan mucho que desear: grandes empresarios, grandes cantantes, grandes deportistas, actores y actrices, etc., personas que sólo representan el modelo de acumulación materialista, egoísta e individualista de la sociedad.

 

Carece de importancia que alguien esté incapacitado para captar la belleza de cualquier expresión artística, tampoco si se encuentra desinteresado por aspectos del ámbito cultural, pero si conoce el valor del dinero será considerada una persona lista, si es insensible a las manifestaciones del espíritu humano de todas maneras estará adaptado para vivir en nuestra sociedad, que coloca al dinero en un pedestal. Esta concepción del éxito a toda costa está fuertemente emparentada con la visión de que el fin justifica los medios; si existe un competidor que dificulta nuestra misión, se entiende que hagamos lo necesario para dejarlo al margen de la carrera, pero en esto está muy claro que ambas cuestiones (medios y fines) están indisolublemente entrelazadas, y por tanto, si se recurre a medios destructivos, las consecuencias pueden transformar radicalmente el objetivo.

 

Los pilares de esta sociedad ligada a este concepto del éxito social se concentran en la propiedad privada, el lucro y el poder, formando los vértices de un perfecto triángulo. Comprar, poseer y lucrar aparecen como derechos sagrados inalienables del individuo, como intocables tótems sociales, ciertas veces hasta carece de importancia el origen de la propiedad, y la posesión no le impone obligación alguna al poseedor o propietario. Pero no sólo esto, sino que el rango de bienes a poseer aumenta considerablemente, prostituyendo el valor no sólo de posesiones materiales, sino de aquéllas garantías que para las personas se constituyen en auténticos Derechos Humanos. La propiedad privada, entendida como una Ley superior del sistema, se coloca por encima de cualquier otra, y en base a ella se justifican las más crueles prácticas. Se pierde la función social de la propiedad, porque se legitima a ella por sí misma. La felicidad no es la ausencia de pena y tristeza, porque éstas son inevitables en la vida, hagamos lo que hagamos necesariamente nos toparemos con ellas. Evitar el dolor por un ser querido que sufre, sólo puede ser logrado reduciendo nuestra sensibilidad y la capacidad de amar, es decir, endureciendo nuestros corazones y apartándonos de los demás, obviamente ésta no es una solución. Por lo tanto, lo contrario a la felicidad es la depresión que es precisamente perder la capacidad de sentir, es como una sensación de estar muertos aún cuando sigamos respirando.

 

Ese éxito que se contrapone de manera radical a la solidaridad humana concluye algunas veces en una profunda depresión, al constatar que la felicidad prometida no era más que otra falsa ilusión, el fracaso puede sin duda también conducir a la depresión producto de las presiones sociales que nos quisieron mostrar o imponer ciertas metas que sólo eran compatibles con la obtención de una buena cantidad de dinero. Tal vez en establecer metas diferentes pueda estar el secreto de vivir una vida mejor, o al menos una vida propia. Finalizamos aquí esta breve serie de artículos dedicada al concepto capitalista del éxito, pero emplazo a mis lectores a dos próximas series de artículos, que vamos a publicar próximamente, y que pueden constituir un nexo de unión con la actual. Por una parte, vamos a publicar la serie "La transmisión del pensamiento dominante", donde contaremos los principales mecanismos sociales y políticos que procuran la extensión y uniformización del pensamiento. De otra parte, publicaremos "Retrato de una sociedad alienante", donde expondremos todos los aspectos, valores y comportamientos de una sociedad como la nuestra, imbuida en los parámetros decadentes del capitalismo, y todas sus manifestaciones.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo
28 febrero 2014 5 28 /02 /febrero /2014 00:00

"Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada"

(Edmund Burke)

 

"La burguesía no es una clase social, es una enfermedad contagiosa"

(Pier Paolo Passolini)

 

 

 

Estamos asistiendo durante estos días a toda una campaña de acoso y derribo hacia un Gobierno legítimamente establecido: el Gobierno de Venezuela. Y partimos de una premisa fundamental, para poder entender lo que pasa: no nos cuentan la verdad. ¿Porqué? Para responder a dicha pregunta, debemos partir también de una premisa básica: nosotros vivimos, aquí en Occidente, en un mundo esencialmente capitalista. Nuestro pensamiento dominante, nuestras tendencias, nuestros comportamientos, son mayoritariamente capitalistas, y a nuestra sociedad capitalista, no le interesa difundir la verdad sobre los Gobiernos socialistas, como el de Venezuela. Por tanto, la información que nos llega desde prácticamente todos los medios españoles, tanto de prensa escrita, de radio o de televisión (incluyendo a cadenas supuestamente de "izquierdas", como laSexta), está sesgada, manipulada y malintencionada.

 

golpe_venezuela1.jpgPero vayamos por partes. La mentira es la principal arma de propaganda de la ultraderecha venezolana. Ellos no se contentan, no se resignan con el hecho de que el Presidente Maduro haya tomado las riendas del país, y continúe aplicando las mismas políticas que el difunto Presidente Chávez. Las estrategias de ataque para derrocarlo son múltiples. Victimizan y presentan como pacíficos a grupos fascistas que piden el derrocamiento del Gobierno Constitucional, y hasta la muerte del Presidente Maduro, y para ello, difunden un guión completamente cambiado. Todo se dirige a crear y extender un relato en el que unos supuestos jóvenes soñadores y luchadores por la libertad y la democracia, se enfrentan a un Estado poderoso y opresor, sin incluir en dicho guión la auténtica mano que mece la cuna, que no es otra que el Gobierno de los Estados Unidos. 

 

El asedio al legítimo Gobierno de Venezuela se va preparando mediante el entrenamiento por parte de grupos especializados en la exportación de Golpes de Estado, el carácter fascista de las organizaciones comprometidas con la violencia, y el apoyo del poder económico y de las empresas transnacionales de la comunicación. Bajo la influencia de todos estos factores, toda la información se distorsiona, y llega al resto de los países, en connivencia y complicidad con los medios capitalistas, la imagen falseada de la realidad. Y la auténtica realidad es que no cejan en su empeño de poner palos en las ruedas de la Revolución Socialista Bolivariana. Desde que el Presidente Maduro fue elegido, no ha habido un momento donde no se haya intentado llevar al Gobierno a una situación de desestabilización que justifique su derrocamiento. Pero vamos a comentar las principales falacias que se difunden por nuestros medios de comunicación.

 

golpe_venezuela2.jpgEn primer lugar, las protestas recurren a temas explotados constantemente por la propaganda de las organizaciones de oposición y por los medios privados, como la inseguridad, el desabastecimiento y la inflación. Pero no dicen que quienes están detrás de dichos procesos son las grandes empresas transnacionales, que con sus prácticas especulativas crean el caos y el desabastecimiento. Por tanto, las protestas son violentas, y convocadas bajo un sólo eslogan: el derrocamiento del Gobierno. En  segundo lugar, las convocatorias no proceden del movimiento estudiantil, sino que las promueve el partido político de ultraderecha Voluntad Popular, cuyo líder es el abogado Leopoldo López, ahora detenido. Esto no quiere decir que no hayan participado estudiantes, pero lo que mueve estas manifestaciones no es el movimiento estudiantil, sino los seguidores de la derecha venezolana, entre los que destacan grupos entrenados en el exterior para desatar la violencia.

 

Una tercera falacia que se difunde es que existe la represión y la tortura. Ante la imposibilidad de demostrar tamaño despropósito, la derecha se ha visto en la necesidad de importar fotos de la represión en otros países, como Egipto, Brasil, Grecia, Siria y Chile, y las ha difundido por redes sociales y otros medios como muestra de la represión estatal, contando además para ello con la complicidad criminal de medios nacionales y extranjeros como ABC, Tal Cual, El Nacional y El Mercurio, entre otros. Aun cuando las violentas acciones callejeras disfrazadas de protestas han incluido destrozos a propiedades públicas y privadas de todo tipo, no hay ningún elemento que demuestre ninguna acción desproporcionada de los Cuerpos de Seguridad venezolanos. Incluso las ONG's financiadas por Estados Unidos confirman la ausencia de abusos policiales o de torturas a los manifestantes.

 

golpe_venezuela3.jpgSe dice una y mil veces que no hay libertad de expresión en Venezuela, y esta mentira se difunde y se amplifica por los medios voceros del capitalismo internacional, viles seguidores del criminal Gobierno norteamericano, pero la realidad es que, tal como ocurrió en 2002, los medios son actores políticos y caja de resonancia del encubierto Golpe de Estado. Se manipula la información de forma interesada, y se miente descaradamente, con tal de conseguir sus objetivos. Las agencias internacionales cubren todas las manifestaciones, los medios nacionales también, el principal canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), sufre constantes asedios, mediante piedras, tiros, y expresiones de desprecio hacia sus sedes. La libertad de expresión y la libertad política, alcanzan su clímax en las calles, frente a los polícias insultados y golpeados al paso de una "manifestación pacífica". Y los titulares de los medios son muy sugerentes, como por ejemplo: "Nos mantendremos en la calle hasta el final del Gobierno" (El Nacional, 11 de febrero) o "Leopoldo López fue arrancado por la policía de la mano de sus seguidores" (El País, 19 de febrero).

 

Todo obedece a una desesperada estrategia de desalojar por la fuerza a un Gobierno legítimamente elegido. Y en el fondo, como decíamos, la influencia de los medios y del Gobierno norteamericano, el primer interesado en que estas falacias se difundan, en que estas mentiras se propaguen, y en que se presente al país como una país ingobernable, un país caótico, donde no se respetan los Derechos Humanos, y donde el Gobierno ha llegado a un callejón sin salida. En el fondo, es la misma estrategia que llevan practicando contra Cuba desde hace varias décadas, sin éxito. Y frente a las campañas de la mentira y el desprestigio, lo que urge es una mayor solidaridad internacional para frenar al fascismo en Venezuela. Hace falta, y será un factor de neutralización fundamental, demostrar y declarar abiertamente y sin fisuras nuestro apoyo al pueblo venezolano, al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro y a la revolución bolivariana, a la vez que nuestra condena a la violencia promovida por los sectores de esta derecha demencial, patrocinada por el imperialismo estadounidense. Rompamos esta posibilidad de Golpe de Estado, y dejemos que Venezuela siga cumpliendo los sueños de su revolución socialista.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías