Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
4 enero 2017 3 04 /01 /enero /2017 00:00
Hacia la superación del franquismo (IV)

El Estado Español nunca ha pedido perdón por haber fusilado al expresident de Catalunya. Tampoco por el bombardeo de Gernika. Ni por la deportación de miles de gudaris y republicanos a los campos de exterminio nazis. Se niega a reparar el trabajo esclavo de los prisioneros que enriqueció a tantas empresas, a encontrar a los niños y niñas robados o a retornar el patrimonio expoliado a miles de antifranquistas. Se muestra orgulloso de ser un modelo de transición basado en la impunidad, llama ejemplo de reconciliación a ser el segundo país con más desaparecidos del planeta. Permite homenajes a la División Azul, da subvenciones públicas a la Fundación Francisco Franco. El horror fascista está presente

Fragmento del Editorial del Diario Gara, del 16/10/2016

Continuamos nuestro extracto de los horrores de la Guerra Civil y de la posterior dictadura con ayuda de la misma fuente de referencia. La represión del franquismo se manifestó en múltiples facetas, políticas, sociales y laborales, que vamos a ir desgranando poco a poco durante esta serie de artículos. Los derechos de los trabajadores, ferozmente atacados, así como las lenguas perseguidas y ridiculizadas que no fueran la castellana (es decir, el catalán, el euskera y el gallego), y la cultura censurada sistemáticamente (fueron célebres los famosos "censores" del régimen que vigilaban la "correcta" puesta en escena de los diversos espectáculos de la época), fueron sello franquista por excelencia. La oscura dictadura consolidó durante décadas una idiosincrasia española impuesta a sangre y fuego que sacaba a la luz lo peor de nuestra nación, y que degradaba cualquier manifestación cultural. Un ejemplo paradigmático de ello ocurrió con el arte flamenco, que durante esa etapa del "nacional-flamenquismo" se perdieron las profundas esencias de nuestro universal arte gitano-andaluz, para transformarlo, mediante la época que vino en denominarse "Ópera Flamenca" en insulsos espectáculos que únicamente mostraban el tipismo andaluz descafeinado y la estampa de pandereta, que fue la imagen que se exportó de España al extranjero. 

 

Y así, ese imaginario colectivo de los "40 años de paz" del franquismo fue una vil mentira, que como siempre ocurre, a fuerza de repetirse miles de veces se fue convirtiendo en una verdad social nunca puesta en cuestión hasta después de la muerte del dictador. Sabiendo todo esto  no es difícil darse cuenta de la tremenda expansión del pensamiento dominante (que arrasa aún en nuestra sociedad del siglo XXI), que hace esfuerzos para inculcarnos la "reconciliación nacional", la torpeza de "reabrir heridas" del pasado, y otros argumentos similares. Héctor Braojos lo ha expresado en los siguientes términos: "La historia oficial española pega saltos sin detenerse en estas cuestiones traumáticas porque en el fondo de la cuestión sólo el silencio estatal ha abordado el tema de las víctimas del franquismo. Ha sido la sociedad civil la que ha tratado de recuperar sin ayuda una memoria olvidada por los gobiernos, luchando de forma heroica contra la ausencia de juicios y reparaciones". En efecto, nuestra sociedad está anestesiada, como está cualquier sociedad a la que le hayan arrebatado su memoria histórica. La memoria colectiva de un pueblo es aquéllo que lo ancla al pasado, y lo proyecta al futuro, y la única forma de tomar conciencia de los graves horrores que han acontecido, para no volver a repetirlos. Pero mirar para otro lado no es la solución. Sólo los pueblos que se enfrentan de verdad con su pasado, que lo miran de frente, que lo asumen, y que lo reparan, tomando conciencia del mismo, son los que adquieren la suficiente madurez como para encarar el futuro con optimismo. Como en cualquier otra faceta, el silencio no cura las heridas, no hace balance, no repara los hechos, sólo enmudece su dolor, sólo nos conduce al olvido. 

 

La actitud no puede ser esa, sino que ha de convertirse en una activa opción por la recuperación de nuestra memoria histórica, que se manifieste en desclasificar documentos, en hablar de lo que pasó, en debatir sobre ello, en actuar desde las instituciones, reparando una memoria abandonada y silenciada durante décadas de represión. Retomar y restablecer nuestra memoria histórica, administrar justicia, verdad y reparación sobre todas las víctimas del franquismo es esencial para poder devolver la dignidad a nuestro pasado y a nuestro presente, enfrentándonos a él, mirándolo cara a cara, comprendiéndolo y reparándolo, asumiéndolo como sociedad, rompiendo el rancio discurso dominante, destapando los crueles crímenes que ocurrieron en este país, y desmontando los mitos y las falacias que se difundieron bajo el estado de terror social que se vivió durante gran parte del pasado siglo. Encarémoslo, por tanto. Basándonos en este estupendo artículo de Joaquim Bosch, magistrado y portavoz de la Asociación "Jueces para la Democracia", vamos a reseñar los 10 grandes hechos sobre los que no deberíamos dejar que nos engañaran con respecto al franquismo. Son los siguientes:

 

1.- El 18 de julio de 1936 NO comenzó una Guerra Civil. Lo que ocurrió fue que un grupo de militares fascistas dio un Golpe de Estado contra un Gobierno elegido democráticamente. 

 

2.- El Golpe de Estado fue apoyado de forma militar, ideológica y económica por la Alemania de Hitler. Cuando la rebelión militar no triunfó en todo el territorio, la Alemania nazi comenzó a probar su armamento contra civiles indefensos, en un ensayo de lo que haría posteriormente en Europa.

 

3.- Cientos de miles de personas murieron como resultado de la brutal contienda. Todavía siguen enterradas en fosas comunes más de 100.000 personas, que fueron asesinadas por quienes se levantaron en armas contra el orden constitucional. 

 

4.- La mayoría de las personas que siguen sin identificar en las fosas comunes no había ido a ninguna guerra. Fueron exterminadas dentro de la estrategia del golpe militar para eliminar cualquier posible disidencia y atemorizar al conjunto de la población. 

 

5.- Pinochet confesó su admiración por esta forma de alzamiento militar, y la aplicó en Chile en 1973, derrocando al legítimo Presidente Salvador Allende, con la ayuda del gobierno estadounidense, instalando un régimen genocida y represor similar al franquismo, aunque más corto y suave. El dictador chileno fue uno de los pocos Jefes de Estado que acudió al funeral de Franco. 

 

6.- La represión no terminó en 1939. Los crímenes, torturas y graves violaciones a los derechos humanos se prolongaron durante décadas, hasta el final del franquismo. El prestigioso historiador Paul Preston, autor de "El Holocausto Español", ha señalado que no existe equivalente en toda Europa respecto a la intensidad y duración de estas atrocidades de Estado. 

 

7.- España es el segundo lugar del mundo con más desaparecidos, por detrás de Camboya. La ONU ha exigido a nuestras autoridades públicas que protejan los derechos de los familiares de las víctimas del franquismo, una recomendación que hasta ahora, nuestros gobiernos han ignorado sistemáticamente. 

 

8.- El Tribunal Supremo consideró que ya no podían ser investigados penalmente los crímenes del franquismo. Remitió a los familiares de las víctimas a la Ley de la Memoria Histórica, para que por parte de las Administraciones Públicas se procediera a las exhumaciones de los restos mortales. El Gobierno actual del PP paralizó al comenzar el mandato de su primera legislatura (finales de 2011) el plan de exhumaciones que se había iniciado en su momento. 

 

9.- Resulta vergonzoso que un Estado que se autodenomina "democrático" mantenga sin identificar y sin una sepultura digna a las víctimas mortales de un régimen dictatorial, sangriento y genocida. 

 

10.- Ante esta situación, todos podemos y debemos hacer mucho. La memoria histórica es una responsbilidad colectiva. Generemos un amplio estado de opinión social a favor de las exhumaciones. Reclamemos al Gobierno que respete el derecho de los familiares a recuperar los restos de sus seres queridos. No olvidemos a quienes dieron su vida por una sociedad más justa. Reclamemos justicia, verdad y reparación de todos los terribles desmanes de aquélla época. 

 

Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
3 enero 2017 2 03 /01 /enero /2017 00:00
¡¡Libertad para Milagro Sala!!

Imagínate si te encierran sin causa 20 minutos,

 

Imagínate 1 día,

 

Imagínate 10 días, imagínate 100,

 

Imagínate si te encierran sin causa 300 días,

 

A Milagro Sala (*) se la llevaron presa el 16 de enero de 2016.

 

Se la llevaron por reclamar una audiencia con Morales (**),

 

por protestar con la organización barrial,

 

por acampar en una plaza,

 

por defender a los que menos tienen.

 

A Milagro Sala la encerraron sin causa, 

 

Lo hizo la derecha rancia, intolerante, insensible, antipopular,

 

La de Macri, en Morales, en Bullrich, en Prat Gay, en Michetti, en Vidal...

 

Ellos que todos los días atropellan nuestros derechos,

 

que aumentan la pobreza para favorecer a los más ricos,

 

que desde que asumieron, generan endeudamiento, desempleo,

 

ellos que intentan mostrarse civilizados, impolutos,

 

dueños de la moral y de la ética,

 

pero son probadamente corruptos, que mienten,

 

que lavan dinero, que reprimen, 

 

son también mediocres, y traidores a la patria,

 

son dañinos, son violentos.

 

A pesar del pueblo marchando,

 

a pesar del habeas corpus a la justicia,

 

a pesar de la ONU diciendo "Liberen a Milagro",

 

a pesar del Papa,

 

la siguen teniendo encerrada,

 

mientras arman causas.

 

¡Liberen a Milagro! exigimos quienes trabajamos,

 

quienes estudiamos, quienes pensamos, quienes luchamos.

 

¡Liberen a Milagro! exigimos quienes militamos 

 

por una patria con equidad e igualdad.

 

¡Liberen a Milagro! por un país sin distinción de género,

 

de credo, ni de estrato social.

 

¡Liberen a Milagro! presa política en democracia.

 

 

(*) Activista social, líder del Movimiento Tupac Amaru

(**)  Se refiere al Gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales

Fuente: https://youtu.be/rlxcYLrH684

(inserto en la página web http://www.libertadamilagro.com.ar/)

Compartir este post
Repost0
2 enero 2017 1 02 /01 /enero /2017 00:00
Viñeta: Mohammad Sabaaneh

Viñeta: Mohammad Sabaaneh

La tragedia que vive la ciudad siria de Alepo es del tamaño del silencio cómplice que guardan los grandes medios de comunicación occidentales, junto a la domesticada y doble moral de nuestra presente sociedad consumista

Morena Minnesota

Bajo su política de demonización de sus "enemigos" clásicos, últimamente son Rusia e Irán los dos grandes objetivos de la política exterior norteamericana. Y la incertidumbre ante la inminente llegada a la Casa Blanca de Donald Trump calienta aún más el ambiente. Hasta ahora, todas las acciones y medidas de hostigamiento hacia Rusia han fracasado, incluida la perversa política de sanciones al gigante ruso por parte de sus serviles aliados europeos. Dichos aliados (incluida España) han adoptado también la estrategia estadounidense de la presencia de tropas en múltiples países y continentes, para contribuir, según ellos, "a la democracia y a la paz". Y así, una extensísima red de tropas norteamericanas y de bases militares se despliega por los cinco continentes, donde unos 200.000 efectivos de tropas del Ejército, la Marina y las Fuerzas Aéreas están presentes en más de 100 países, y donde los Estados Unidos mantienen más de 450 bases militares. Evidentemente, la inversión económica para mantener este demencial despliegue requiere que el complejo militar-industrial situado detrás de dicha estrategia de multipresencia invierta cantidades astronómicas de miles de millones de dólares anuales en mantenimiento, actualización y armamento para sufragar toda esta política de apoyo a las tropas norteamericanas.

 

Según datos aportados por Vicky Peláez en su artículo para el medio Sputnik News, se calcula que uno de cada cinco dólares que pagan los ciudadanos norteamericanos al Estado Federal en concepto de impuestos, están destinados a esta escalada de despliegue del Pentágono. The National Defense Authorization Act 2017 (NDAA) establece el presupuesto para el Departamento de Defensa en 619.000 millones de dólares. Parece una broma de mal gusto, si contemplamos la tremenda situación de pobreza y desigualdad que aún soportan muchos países del Tercer Mundo, y cuyos problemas podrían ser erradicados con bastante menos dinero que el que Estados Unidos dedica a su beligerante política. Vicky Peláez lo ha expresado en los siguientes términos: "Pero si tomamos en cuenta que EE.UU. cubre el 72% del presupuesto de la OTAN que es equivalente a 288.000 millones de dólares que salen vía Pentágono y también el Departamento de Defensa recibe anualmente unos 25 mil millones de dólares del Departamento de Energía para mantener las armas nucleares, otros tantos miles de millones de dólares para los programas especiales de la NASA vinculados a los sistemas de misiles y tantos aportes más clasificados, llegaríamos a la conclusión de que el presupuesto real del Pentágono sería encima de un millón de millones de dólares. Todo esto explica porqué el presupuesto militar norteamericano representa más del 50% de todos los presupuestos militares del mundo". 

 

Y todo ello, como decíamos más arriba, para plantear sobre la mesa estrategias que puedan delibitar a sus acérrimos y declarados "enemigos". En realidad, no son enemigos, sino rivales y claros adversarios a abatir para poder explotar sin límites con total impunidad los recursos naturales que las zonas estratégicas en liza poseen. Y así, para Estados Unidos, una Siria débil y balcanizada, sumida en el caos total, también debilitaría a Irán, lo que permitiría el acceso de USA al abundante petróleo y gas del Mar Caspio, y haría más vulnerable a Rusia, cuya zona sur linda también con el Caspio. De ahí que también Rusia sea un actor de primer orden en la feroz guerra siria, Y como venimos contando desde entregas anteriores, también están en liza los intereses geoestratégicos y energéticos de Qatar, Arabia Saudí, Turquía, Israel y Jordania. La orilla de Siria está considerada un especial punto de tránsito de gas y petróleo tanto de Irán como de Arabia Saudí y Qatar. Por una parte, Irán y Siria mantienen su proyecto de gaseoducto y oleoducto, con su propio recorrido, ligeramente distinto al que también han diseñado Estados Unidos, junto a Qatar y Turquía. Rusia por su parte apoya el proyecto iraní. ¿Se impone pues la senda del pacifismo en la región? No, se impone la senda de los intereses energéticos y extractivos de las grandes potencias, cuya lucha encarnizada por el poder sobre los recursos naturales de las zonas en conflicto es permanentemente disfrazada de otros intereses, y lo peor de todo, es que en medio del cruce de todos estos espurios intereses, a nadie le importa que continúen muriendo en Siria, cada día, miles de personas, adultos, ancianos y niños. 

 

Como estamos comprobando, esas oscuras razones de las guerras y los conflictos bélicos de nuestro tiempo no se corresponden con las falsas proclamas mediáticas que nos quieren imponer, sino con claros objetivos relacionados con la geopolítica en el tablero mundial. Reconocer esto de forma clara y sin tapujos es el primer paso para encaminar la senda del verdadero pacifismo, al igual que el reconocimiento de un cierto problema psicológico es el primer paso que una persona puede dar para que los especialistas puedan ayudarle a superarlo. El terrorismo wahabita, por una parte, intentando instalar y difundir su visión fundamentalista del Islam, que en realidad busca impedir que los países musulmanes en todos los continentes puedan evolucionar hacia Estados laicos y democráticos, y los intereses estratégicos, por otra parte, intentando hacerse con un trozo cada vez más grande de la enorme tarta de los recursos naturales de ciertas zonas del planeta. Y en medio de todo esto, una diabólica espiral de armamento, catalizada, gestionada y propulsada desde una agresiva política de militarización de la OTAN y de sus países aliados, que necesitan las guerras como sostén del propio capitalismo e imperialismo. Estos son los auténticos motivos. La senda del pacifismo tiene que comenzar denunciando toda esta hipocresía, toda esta doble moral, y después, intentar, cada país en la medida de sus responsabilidades y de su propio alcance, ir renunciando, desmontando y dejando de colaborar en la consecución de todos estos bárbaros objetivos. Pero para disfrazar todo ello, nos continúan vendiendo falsos mensajes de "buenos y malos", de "choque de civilizaciones", de "guerra contra el terrorismo", de "aliados y enemigos", y demás estupideces, que alimentan las perversas posturas del pensamiento dominante. 

 

Y  mientras, seguimos instalados en la hipocresía local del "Todos somos berlineses", "Todos somos Francia" y variantes, pero se nos olvida que "Todos somos Siria", "Todos somos Yemen", "Todos somos turcos", "Todos somos palestinos", y un largo etcétera de continuos y constantes agravios que la comunidad internacional tolera sin despeinarse. Guadi Calvo lo ha expresado de forma fantástica en un reciente artículo: "Si en vez del Cairo, Estambul, Mogadiscio, Adén, y en la pequeña ciudad de Madagali, en el noreste de Nigeria, la misma cadena ¿casual? de atentados se hubiera llevado a cabo en ciudades equivalentes de Europa y Estados Unidos, el mundo entero estaría marchando a la guerra, contra quien no se sabe, pero a la guerra seguro". Y así es, en efecto. Ya nos hemos acostumbrado a despersonalizar a los "otros" muertos, que sólo le damos importancia y nos rasgamos las vestiduras cuando los cadáveres están próximos a nosotros, sin importarnos lo más mínimo lo que ocurre a miles de kilómetros de distancia, en una tierra donde nosotros mismos hemos contribuido a su hostilidad. Atentados con coches bomba, con camiones kamikaze, suicidas que se inmolan ante mercados, museos, parques públicos o estadios de fútbol, ataques masivos a centros comerciales, cadenas hoteleras o iglesias, marcan el día a día terrible, el incesante goteo de una sociedad dominante que proyecta sobre otros puntos del planeta su voluntad de dominación, unos con la arrogante actitud de planificar, actuar y colaborar, y otros con el cómplice beneplácito, basándose en falsos y estúpidos eslóganes que sólo sirven como propaganda para legitimar la guerra. Son los síntomas de una sociedad alienante y alienada, decadente y hostil. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
30 diciembre 2016 5 30 /12 /diciembre /2016 00:00
Fuente Viñeta: http://www.emaze.com

Fuente Viñeta: http://www.emaze.com

La brecha entre ricos y pobres crece y así, en España, un reducidísimo 1% de población (menos de medio millón de individuos) posee más riqueza que el 80% del país (37 millones de personas). En 2015, en España, el patrimonio de las 20 personas más ricas aumentó un 15%, mientras la riqueza del 99% de población (muchos millones) caía un 15%. Y no es casualidad, mientras los presidentes de empresas del IBEX35 cobren casi 160 veces el salario medio de un trabajador. Y medio millón de niños se quedan en España sin beca de comedor en verano, según denunció Educo. Por cierto, un tercio de la infancia española está en riesgo de pobreza o exclusión social

Xavier Caño Tamayo

Pero todo esto...¿Por qué ocurre? Sólo tenemos que irnos a cualquier fragmento de un discurso cualquiera de nuestro patético Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para descubrir todas las falacias que se dan en una sola frase: "También he hecho hincapié en que la prioridad de los próximos años debe ser la misma, la recuperación económica y la creación de empleo, porque el objetivo de lograr para 2020 que 20 millones de españoles tengan un puesto de trabajo, es también la única forma de mantener los servicios sociales del Estado y el sistema de pensiones hoy en crisis". Es casi imposible mentir tanto y con tanto descaro en tan pocas palabras. Con la disección de frases como esa está perfectamente clara la arquitectura de una sociedad proyectada para la desigualdad. Pero examinemos todas las falacias y mentiras que se esconden detrás de dicha frase: en primer lugar, tal "recuperación económica" es falsa, a no ser que se considere como tal la recuperación de los beneficios empresariales, a costa de la pérdida de derechos sociales y laborales de la clase trabajadora, y la instalación de la constante precariedad en el trabajo. En segundo lugar, la tan cacareada "creación de empleo" es otra falacia, basada en la generación miserable y ridícula de unos empleos precarios, temporales, mal pagados, inestables e indecentes, sin derechos, y que no permiten siquiera la ejecución de un proyecto de vida digno. 

 

En tercer lugar, esos "empleos" (que no puestos de trabajo, los cuales no se están generando) no son, como ellos argumentan, "la mejor política social". Son únicamente un fleco de la política social (un fleco que además se están cargando con los empleos precarios), porque la política social también se basa en ser capaces de diseñar un sistema de protección social amplio que contemple la satisfacción de todos los derechos humanos (no sólo al trabajo, sino a la vivienda, a la electricidad, a la alimentación, al vestido, al calzado, a la sanidad, a la educación, etc.). Todos esos servicios sociales, que debieran ser públicos, gratuitos y universales, están siendo demolidos por los que nos gobiernan (que en realidad, obedecen a los que de verdad mandan, pero no se presentan a las elecciones). Y en cuarto y último lugar, esos empleos no son la única forma de mantener el sistema de pensiones en crisis, serían un factor importante si de verdad se crearan puestos de trabajo decentes, estables y con derechos, pero al no ser así, el sistema público de pensiones agudizará su crisis, que es lo que en realidad ellos pretenden, disfrazándolo de otros "problemas" falaces tales como la evolución demográfica, el aumento de la esperanza de vida, etc. Pero nuestro problema es bien simple. La arquitectura social básica que produce la terrible desigualdad en nuestro país puede explicarse a tenor de noticias como la que dice que "Las empresas del IBEX-35 ganan en nueve meses 27.000 millones de euros", publicada recientemente por Publico. En efecto, esos fueron los beneficios de dichas millonarias empresas desde enero a septiembre pasado. Y esa cifra representa un 10% más que en el mismo período del año anterior. 

 

Es así de sencillo. No hay más que aplicar la máxima que ya dejamos bien sentada desde los primeros artículos de la serie: una sociedad que permite la existencia de los muy ricos, necesariamente albergará también a los muy pobres. Por esa misma regla de tres, y la tendencia es justamente esta, cuando las empresas del índice bursátil español ganen 50.000 millones de euros en beneficios, en el otro extremo de la balanza, habrá gente aún más pobre que la que hay ahora. No le demos más vueltas. Es un hecho científico, tal como lo dejaran explicado maravillosamente Carlos Marx y Federico Engels en sus diversos escritos, tratados y publicaciones. Es un hecho social derivado de la propia esencia del capitalismo. Y el hecho es que aumentaron sus beneficios por cuarto año consecutivo, es decir, que los han estado aumentando durante prácticamente todos los años de la crisis, mientras la inmensa mayoría de la población sufría severos recortes a sus derechos y servicios públicos básicos. Y mientras las grandes empresas acumulan esos beneficios millonarios, la otra cara de la moneda nos cuenta que "España se sitúa a la cabeza de Europa en precariedad laboral", tal como se asegura en este otro artículo del mismo medio. La conclusión está basada en un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), organismo mundial dependiente de la ONU, destacando que nuestro país es el segundo mercado laboral, tras el de Polonia, donde más se usan las "formas atípicas de empleo" (muy finos en la OIT), tales como contratos temporales, a tiempo parcial o a través de agencia. 

 

Como decimos, a medida que un factor tira para su lado, el factor del otro lado se resiente. Es decir, a medida que las empresas y sus propietarios y accionistas sean más ricos, sus empleados serán más pobres. El referido informe expone que en España se dan cita todas las formas de empleo atípicas: temporal, a tiempo parcial, temporal a través de agencia, subcontratación, trabajo por cuenta propia dependiente, y otras relaciones ambiguas. La OIT señala que uno de los problemas de España es que existe una fuerte cultura empresarial a favor del uso del contrato temporal, que es usado de forma indiscriminada y no motivada. De hecho, nuestro país se sitúa en niveles de temporalidad laboral próximos a Mongolia o Perú, según revela este otro artículo del medio Cuarto Poder. Afectan especialmente a los trabajadores jóvenes, que por tanto sufren dificultades para poder independizarse y diseñar su propio proyecto de vida, porque simplemente no poseen ni los recursos ni la seguridad para poder hacerlo. Esa situación está provocando que muchos jóvenes tengan que emigrar bajo una suerte de "exilio laboral", donde tampoco tienen las garantías de poder acceder a un puesto de trabajo decente, pero muchos, al menos, lo intentan. A ese hecho dramático (no ya sólo para ellos, sino para la sociedad que lo tolera), nuestros indecentes gobernantes lo llaman "movilidad exterior" y parecidos eufemismos, demostrando su falta de sensibilidad y su poca vergüenza. Evidentemente, la OIT recomendaba en dicho informe a las autoridades laborales españolas y a los agentes sociales, entre otras cosas, que los contratos temporales vuelvan a usarse sólo para lo que deberían ser usados, es decir, para cubrir bajas laborales por enfermedad, o por licencias de maternidad o paternidad, o por bajas puntuales voluntarias, o incluso para perfiles de actividad de duración limitada, pero nunca para hacer tareas permanentes en el seno de la empresa, de necesidad obligada y de duración indeterminada. 

 

Es decir, en una cara de la moneda tenemos los multimillonarios beneficios de las grandes empresas y de su séquito, y de otro lado tenemos la precariedad laboral de la inmensa mayoría social, que es la que genera la pobreza en sus diversas variantes. La estructura social está proyectada de esta forma, permite, tolera, difunde y fomenta esta arquitectura para la desigualdad, y consagra leyes, decretos y proposiciones legislativas para aumentarla y favorecerla. Bajo falsos eslóganes ("el mercado laboral era muy rígido", se aseguraba por todos estos actores que ahora se están beneficiando de las últimas reformas laborales), cuando en verdad lo que querían es establecer este tejido laboral y estas normativas precarizadoras, y garantes de la libertad y de la hegemonía empresarial para hacer y deshacer a su antojo. La pobreza por tanto no puede atajarse sólo mediante medidas paliativas, sino mediante la implementación de políticas económicas, educativas, sanitarias, de vivienda, fiscales y de protección social. Un cúmulo de normativas que reviertan la actual arquitectura social que sufrimos, y que la reconvierta bajo un nuevo paradigma que, al menos, reduzca considerablemente las desigualdades. Es necesario que las personas cuenten con una garantía de ingresos, por lo cual se hace perentorio abordar medidas en el ámbito del empleo digno, mantener la sostenibilidad de las pensiones públicas y analizar la viabilidad de una propuesta de Renta Básica individual, universal e incondicional. Los/as trabajadores/as que ingresan menos de 300 euros al mes han subido en medio millón desde el inicio de la crisis (desde 2008 a 2014), según los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria. En total, al inicio de la crisis, el 16% de los asalariados cobraba menos de 300 euros, siete años más tarde y con 2,5 millones de trabajadores menos, el porcentaje de este colectivo había subido al 22%. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
29 diciembre 2016 4 29 /12 /diciembre /2016 00:00
Fuente Viñeta: https://laskellys.wordpress.com/

Fuente Viñeta: https://laskellys.wordpress.com/

A pesar de la cantidad de llegadas de turistas a España y las nuevas inversiones hoteleras, el empleo que se genera en este sector no tiene nada que ver con un trabajo decente. Los hoteles se han convertido en objeto de grandes fondos de inversión internacional que están buscando recuperación muy rápida y a quienes les importa poco la calidad del servicio y del empleo

Ernest Cañada (autor de "Las que limpian los hoteles")

No se trata de ningún grupo musical, ni de aficionadas a tal o cual deporte, ni ningún club de fans de ningún artista. Tampoco de ninguna organización clandestina o mafiosa. Es la denominación de mujeres a las que les une su profesión, una profesión cada vez más precarizada, como son las camareras de piso. Trabajan en hoteles, limpiando habitaciones, una ocupación fundamental dentro de la estructura turística, de la cual tanto presumimos dentro de nuestro débil y dependiente modelo productivo. Pues bien, el caso es que estas mujeres, estas profesionales, en vez de estar cada vez más valoradas, remuneradas y prestigiadas, están cada vez más explotadas y precarizadas. En las Kellys (acrónimo de "las que limpian") se dan seguramente todas las vertientes de la explotación laboral, porque el trabajo precario no sólo es consecuencia de los bajos salarios, sino también de las malas condiciones laborales, de tener un contrato a tiempo parcial cuando se demanda uno a tiempo completo (así le ocurre al 61,2% de todos los trabajadores a tiempo parcial), de realizar horas extraordinarias y no cobrarlas (más de 3 millones de horas extraordinarias a la semana no se pagan), de no cobrar por tener un contrato en prácticas (incluso algunas instituciones públicas, como el Teatro Real, han lanzado ofertas de empleo sin sueldo), de estar contratado por semanas, o por días, de estar contratado como falso autónomo, o de formar parte de una indecente cadena de subcontratación de espiral explotadora creciente. 

 

Pero no nos desviemos de nuestro asunto, que son las Kellys. Esta asociación comenzó a crecer, empujada por las redes sociales, en 2014. Poseen un portal en Internet (https://laskellys.wordpress.com/), donde los lectores y lectoras podrán encontrar enlaces para los diferentes grupos de trabajo en las diferentes localidades donde están organizadas (Barcelona, Benidorm, Cádiz, Fuerteventura, Lanzarote, Madrid o Mallorca), podrán enterarse de casos concretos de explotación de estas mujeres en su actividad laboral, así como un blog de artículos dedicados a su problemática. ¿Alguien duda de que cobrar 1,90 euros por limpiar una habitación es explotación laboral? ¿Criticamos después la pobreza de países como Cuba o Venezuela? ¿Con qué autoridad moral? ¿Por qué no miramos primero nuestro deprimente modelo laboral? La periodista María F. Sánchez lo ha contado magníficamente en este artículo para el medio Cuarto Poder, que tomamos como referencia. En su trabajo, que ya es un trabajo duro físicamente donde los haya, llegan a hacer jornadas ininterrumpidas de 12 horas, a dejarse los huesos llevando grandes cantidades de peso, o a no poder librar ni un sólo fin de semana en cinco meses. La mayoría de ellas poseen algún tipo de lesión derivada de su actividad laboral: tendinitis, contracturas musculares crónicas, enfermedades derivadas de la columna, ciática, dolores articulares, trastornos musculoesqueléticos, inflamación de articulaciones, dolores lumbares y de espalda, hernias discales, etc. Esas en el terreno físico. En el terreno mental, abundan los insomnios, los ataques de ansiedad, el estress, el nerviosismo, las depresiones, etc.

 

Por su parte, la patronal del sector turístico canta a bombo y platillo el auge de su sector, y los continuos récords que baten. Durante 2016 se han llegado a dar 184 millones de pernoctaciones en hoteles, lo que significa 44 millones más que antes de 2008, en los inicios de la crisis económica. Pero la patronal únicamente ve estos datos, no ve las tremendas realidades sociales y laborales que se encuentran detrás. Y no sólo no las ve, sino que las explota cada vez más. No existen voces críticas, voces concienciadas, sólo alguna excepción rara avis, como el Director de la cadena hotelera ACS Hoteles, que ha realizado recientemente unas sorprendentes declaraciones (viniendo de quién vienen), detallando la realidad laboral que se vive, y despotricando de una reforma laboral de 2012 (del PP) que les permite a los empresarios llevar a cabo todas estas tropelías. Y una de esas tropelías consiste en la brutal "externalización" (eufemismo para indicar una cadena de privatizaciones en cascada), quizá la principal causante de esta perversa explotación multifacética que las grandes cadenas hoteleras realizan cada vez en mayor grado. La operación es bien sencilla: si antes teníamos una empresa matriz para la que trabajaban todos los empleados de todos los sectores que tenían que ver con el hotel, ahora dicha empresa matriz "externaliza" tal o cual actividad (por ejemplo las camareras de piso, pero también la cocina, el mantenimiento, los guías turísticos, etc.), derivándola a una tercera empresa privada, externa al hotel, a la que dicho hotel paga directamente, pero se olvida de todo lo demás, siendo esta tercera empresa la encargada de realizar el servicio, contratando y pagando al personal encargado de ello. 

 

Pero detengámonos un momento en el tremendo desarraigo laboral que la práctica de la externalización provoca. Antes de ella, las camareras de piso compartían durante años "familia laboral" con el resto de empleados de sus hoteles: camareros/as de bar y restaurante, cocineros, recepcionistas, etc. Y entonces, las echan de esa empresa (típicamente mediante una comunicación por burofax), para luego meterlas en otra empresa distinta de la cual no saben nada, y por si ello fuera poco, les rebajan el salario del orden del 40%. Y todo, para enriquecer a los equipos directivos de los hoteles, y a los grandes propietarios y accionistas de los mismos. Así de sencillo. Así de terrible. ¿Cuáles son los verdaderos objetivos de la externalización? No lo duden: precarizar el trabajo. Es decir, obtener más beneficios a costa de la explotación laboral. Porque al situar más intermediarios en la cadena de la prestación de servicios, el único que pierde es el trabajador final de la cadena, pues todos los empresarios situados en medio del camino sólo entienden de lo mismo: obtener mayores beneficios a toda costa, entrando en una diabólica espiral de abaratamiento de precios para la empresa matriz, a costa de devaluar las condiciones laborales de los trabajadores finales, que son, como siempre, los que pagan los platos rotos.

 

Pero en el caso de las Kellys estamos hablando de un sector muy especial, ya que es un sector absolutamente feminizado, y donde muchas de sus empleadas superan los 50 años. Y así, durante los últimos años a las trabajadoras fijas y temporales se les han incorporado las camareras de servicios externalizados de los hoteles, que denuncian situaciones de extrema vulnerabilidad como contratos precarios, reducción de salarios que no llegan al mínimo interprofesional (a pesar de lo que diga la Ministra Báñez), y jornadas extenuantes que se ven obligadas a cumplir bajo la amenaza de ser despedidas. Como no pueden marcharse hasta dejar listas todas las habitaciones que tienen que hacer, y al ir aumentando este ratio, hay compañeras que ni comen, ni beben agua, ni van al baño, porque tienen niños pequeños y a las 5 de la tarde tienen que estar para recogerlos del colegio. La situación de las Kellys es ciertamente indignante. Otros sectores en luchas parecidas son los/as teleoperadores/as, o las empleadas de hogar, que también han protagonizado recientes reivindicaciones sobre sus condiciones laborales. Pero el caso de las Kellys es claramente paradigmático, pues es la cara invisible de uno de nuestros sectores económicos bandera, como es el turismo.

 

Según datos del sindicato Comisiones Obreras, la totalidad de las trabajadoras, que son más de 100.000, reconoce que la carga de trabajo es excesiva, con un número de habitaciones inabarcable, mientras que el 85% declara sufrir problemas de conciliación de la vida laboral y familiar. Su ritmo de trabajo es frenético, y ello se traduce en graves afecciones psicosomáticas, porque al final, es puro maltrato psicológico el que sufren estas mujeres. Y por supuesto, como decimos, salvo raras excepciones, los empresarios no sólo incumplen la ley, sino que se aprovechan de la necesidad extrema de estas mujeres (muchas de ellas migrantes o familias monoparentales), para cometer ilegalidades y para presionarlas, de modo que no protesten ni decidan organizarse. Su previsibilidad laboral es prácticamente inexistente, de modo que éstas no conocen con antelación si van a trabajar los fines de semana, o los festivos, hasta casi los días anteriores a dichas jornadas. Además, la facilidad que poseen las empresas para despedirlas y reemplazarlas por otras, hace que también se vean presionadas para no tomarse las oportunas bajas médicas. Porque ante una rotación laboral tan intensa, una mujer que ha superado la cincuentena, ¿a qué nuevas oportunidades puede aspirar? 

 

Por tanto, ya es hora de reaccionar, de pasar a la lucha organizada, y a la acción firme y determinante para detener tanta precariedad laboral, y conseguir determinadas mejoras que estas trabajadoras necesitan. Las Kellys llevan pidiendo desde hace tiempo el reconocimiento de su actividad como un trabajo penoso, el derecho a la conciliación familiar, la protección de los derechos laborales de las embarazadas, el reconocimiento de sus enfermedades profesionales, la adecuación más racional de los ritmos de trabajo, una jubilación anticipada (dado el carácter de la actividad laboral en sí misma), o que las famosas estrellas (de calificación de los hoteles) se otorguen en función de si éstos respetan los derechos de sus trabajadores. Y por supuesto, la deriva privatizadora y externalizadora tiene que cesar, así como las erosivas y antisociales reformas laborales, tanto la de 2012 del PP (la más agresiva) como la de 2010 del PSOE (de la que se habla menos, pero que también abrió la puerta a futuras precarizaciones). La fuerza laboral las acompaña,  pues las Kellys suponen aproximadamente el 25% del total de las plantillas hoteleras. Y la organización hace la fuerza. El argumento fundamental para la lucha por la dignificación de sus puestos de trabajo es que su propio sector no es un sector en crisis. Las cifras lo demuestran. España es el tercer país del mundo en número de turistas y el segundo en ingresos. El turismo en España supone nada menos que el 10% del PIB. Es impensable por tanto, y todo un escándalo, que precisamente un sector que genera y mueve tanta riqueza, esconda realidades laborales tan deplorables. Necesitan por ello la solidaridad y el reconocimiento de todos, y un apoyo a su queja, a su denuncia, a su orgullo, a su esperanza y a su rebeldía. 

 

Sobre todo, como decíamos, hay que poner coto a la subcontratación, poniendo fin al agravio, la explotación y la desigualdad. Es preciso dotar de seguridad jurídica al proceso de subcontratación, y definir las obligaciones que ello conlleva. Hay que evitar la competencia desleal de empresas de un mismo sector (basada en la degradación de las condiciones laborales y la rebaja de la calidad en los servicios), y hay que asegurar que los trabajadores y trabajadoras que presten sus servicios en un mismo sector, tengan garantizados el mismo salario y las mismas condiciones de trabajo. Todo ello pasa también por no reconocer a las famosas empresas "multiservicio" como parte de las empresas del sector. Se necesita igualmente un incremento del número de las Inspecciones Laborales en todos los territorios, así como una dura y firme política de sanciones para todas las empresas que no respeten los convenios. En definitiva, hay que poner fin a la capacidad impune de las empresas de jugar con la vida y con las necesidades de estas mujeres, hay que acotar la vileza de este capitalismo que juega salvajemente con las personas. Sofía Polke lo ha expresado con ciertas palabras en este artículo: "El caso de las camareras de piso es sólo un ejemplo del uso de los cuerpos que realiza el capitalismo para cubrir sus necesidades. Cuerpos movilizados hacia zonas donde se necesita su fuerza de trabajo, son explotados mientras son útiles --no se tienen en cuenta sus necesidades ni sus derechos-- se hace de ellos el mismo uso que el de una máquina, sin dejarlos ni siquiera ingresar a aquél sistema para el cual trabajan; una vez que estos cuerpos dejan de ser útiles se descartan, tal como una máquina que cumplió su vida útil, dejándolos fuera de un sistema que sólo esperaba de ellos el cumplimiento de la jornada laboral". Este es, por tanto, uno de los colectivos donde la irracional deshumanización y despersonalización del capitalismo se nota con mayor virulencia. 

 

Vivimos en un país donde a la vez que esto ocurre, el flamante Presidente de la Junta de Galicia se sube el sueldo, y donde Fátima Báñez, Ministra del ramo, declara abiertamente en el Congreso de los Diputados que nadie en España cobra por debajo del SMI, porque ello sería ilegal. Como si a los empresarios les preocupara mucho la legalidad de sus medidas. Es el colmo de la desvergüenza. Este gobierno y esta patronal están tan alejados de la realidad laboral de nuestra clase trabajadora, que parecen estar en otro planeta...en el planeta del descaro, de la crueldad y de la desvergüenza. En el planeta de la explotación descarnada, de los ERE injustificados (o mejor dicho, justificados en la obsesiva necesidad de obtener mayores beneficios), del acoso laboral a las mujeres, del SMI más bajo de casi toda Europa, del insufrible desempleo de larga duración, del historial delictivo de algunos líderes de la patronal (alguno de ellos incluso en la cárcel), del exilio laboral de los jóvenes (del cual nuestro Ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, asegura que "enriquece, abre la mente, y desarrolla capacidades", que se lo digan a todos los ingenieros, arquitectos o abogados que están siriviendo copas mal pagados, explotados y sin derechos en Berlín, en Bruselas, en Roma o en Nueva York), o del ataque a las prestaciones por desempleo. Como siempre, las partes forman un todo. Y ese todo, desgraciadamente, da asco. Así que...¡¡Ánimo, compañeras!! ¡¡Todo nuestro apoyo y solidaridad!! ¡¡Vuestra lucha es la lucha de toda la clase trabajadora!! ¡¡Vivan las Kellys!!

Compartir este post
Repost0
28 diciembre 2016 3 28 /12 /diciembre /2016 00:00
Salvador Allende. Fuente Viñeta: http://www.radiopolar.com

Salvador Allende. Fuente Viñeta: http://www.radiopolar.com

El sangriento golpe militar y la dictadura brutal que siguió, ambos con el apoyo activo de Kissinger, afectaron a millones de chilenos durante décadas. No sólo los muchos miles que fueron desaparecidos, torturados y asesinados, sino también cientos de miles que fueron exiliados de su tierra. A lo largo de América del Sur, Kissinger organizó junto con la CIA y militares locales, campañas de terror y muerte contra políticos, militantes, indígenas, obreros, campesinos, sindicalistas de izquierda y muchos otros y otras que lucharon contra los intereses de los Estados Unidos por controlar la región que tiene la mayor concentración de recursos naturales en el mundo

Fragmento de la Carta Abierta de Pablo Sepúlveda Allende

Aprovechando el reciente contexto de la visita de Henry Kissinger a Noruega, invitado por el Instituto Nobel y la Universidad de Oslo, el nieto de Salvador Allende, Pablo Sepúlveda Allende, ha dirigido una carta abierta a las autoridades noruegas, de la cual nos hacemos eco a continuación, y que por supuesto, apoyamos y suscribimos en su totalidad. La fuente original en noruego puede encontrarse en este enlace, y la traducción al castellano en este otro enlace. La carta dice así:

 

 

No suelo escribir en primera persona pero creo que este contexto lo amerita. Mi abuelo Salvador Allende, presidente democráticamente electo de Chile, murió en un golpe militar organizado por Henry Kissinger. Noruega debe detener a Kissinger, no invitarlo para premiarlo. 

 

Mi nombre es Pablo Sepúlveda Allende. En 1970 mi abuelo Salvador Allende fue elegido presidente en Chile por el Partido Socialista Chileno junto a otros partidos de izquierda dentro de la Unidad Popular. Su anhelo político era contribuir a la construcción de una sociedad más justa para Chile, igualar las enormes diferencias socioeconómicas entre pobres y ricos, dar a los trabajadores del país más poder político y construir el socialismo de forma pacífica en el marco de la democracia y en un sistema multipartidista. 

 

En 1973 este sueño fue truncado cuando el palacio presidencial de La Moneda fue rodeado por soldados y tanques de guerra, fue cobardemente bombardeado por los militares traidores bajo el mando del general Augusto Pinochet, que actuaba bajo las órdenes de los Estados Unidos y su asesor de Seguridad Nacional y posterior Secretario de Estado Henry Kissinger en cooperación con la CIA. Salvador Allende tenía la opción de renunciar y entregar el poder a los golpistas de derecha o morir defendiendo el mandato popular. Él eligió luchar hasta el final y murió en las ruinas del palacio presidencial y de la democracia chilena. 

 

El sangriento golpe militar y la dictadura brutal que siguió, ambos con el apoyo activo de Kissinger, afectaron a millones de chilenos durante décadas. No sólo los muchos miles que fueron desaparecidos, torturados y asesinados, sino también cientos de miles que fueron exiliados de su tierra. A lo largo de América del Sur, Kissinger organizó junto con la CIA y militares locales, campañas de terror y muerte contra políticos, militantes, indígenas, obreros, campesinos, sindicalistas de izquierda y muchos otros y otras que lucharon contra los intereses de los Estados Unidos por controlar la región que tiene la mayor concentración de recursos naturales en el mundo. 

 

En Chile somos muchos que recordamos a Noruega con cariño porque a pesar de ser un país pequeño, abrió sus puertas a miles de chilenos que huyeron del régimen de terror de Pinochet, régimen que fue respaldado por Kissinger. Por eso es difícil de creer la noticia de que en estos días el mismo Kissinger será recibido y aclamado en Noruega en el marco de las festividades Nobel. Esto es difícil de entender para nosotros porque recordamos a su país como un solidario refugio para los exiliados de la opresión y porque Kissinger es autor intelectual de la peor campaña de terrorismo y asesinato que ha golpeado a la izquierda de América del Sur, esto está bien documentado y es indiscutible. 

 

Al ser electo presidente Salvador Allende, Kissinger pronunció estas palabras: “No veo por qué tenemos esperar y permitir que un país se vuelva comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo. Los temas son demasiado importantes para los votantes chilenos como para que decidan por sí mismos. " Más de 3.000 chilenos y chilenas fueron asesinados y al menos diez veces más lo fueron en Argentina por las decisiones políticas de Kissinger y Nixon.

 

Cientos, tal vez miles de niños y niñas recién nacidos fueron secuestrados al nacer de madres militantes de izquierda que habían sido detenidas, decenas de miles de jóvenes y adultos fueron torturados salvajemente, cientos de miles partieron al exilio alrededor del mundo, todo por querer construir una sociedad mejor, todo por luchar para cambiar las estructuras sociales injustas que hemos heredado de la época colonial, donde las pequeñas élites, en alianza con las potencias extranjeras, acaparan la gran mayoría de la riqueza y de los recursos, mientras que la mayoría de la población, los pobres, viven en la cotidiana explotación, la humillación y la opresión. Pocos individuos han tenido un papel tan importante en la imposición y sostenimiento de este sistema en base al terror y la guerra que Kissinger. 

 

Es conocida su responsabilidad directa en la mayor campaña de bombardeo en la historia del planeta lo que constituye uno de los mayores genocidios del siglo XX. Para aquellos que pudieran estar en duda sobre esto, las instrucciones de Kissinger a General Alexander Haig puede resultar esclarecedor: "Quiere (el presidente Nixon) una campaña de bombardeo masiva en Camboya. Él no quiere escuchar ninguna objeción. Es una orden y se llevará a cabo. Cualquier cosa que pueda volar y atacar cualquier cosa que se mueva. ¿Comprendido?". Esas palabras bastaron para que fueran arrojadas 2,756,941 toneladas de bombas sobre Camboya, Laos y el Norte de Vietnam asesinando de esta forma a cientos de miles de seres humanos. 

 

Para Kissinger y su política de " atacar cualquier cosa que se mueva ", tanto en América Latina y Asia es solo un cálculo geopolítico, la vida tiene tan poco valor que pueden ser sacrificados millones de seres humano para cumplir sus objetivos. Esta visión racista y criminal viene del colonialismo y el imperialismo, no es nada nuevo. Pero es sorprendente que instituciones importantes como la Universidad de Oslo y el Instituto Nobel inviten a homenajear a este criminal de guerra que menosprecia a millones de víctimas. ¿También tenemos todas las víctimas del exilio, la tortura, las bombas y el napalm tan poco valor para estas instituciones? ¿Será porque solo somos pueblos de los países pobres del Sur?

 

¿Sería muy ingenuo pedirle al gobierno noruego, que pretende presentarse como garante de la paz y los derechos humanos, que detenga a un criminal de guerra, con probadas responsabilidades sobre múltiples genocidios, golpes militares, torturas y asesinatos? 

 

En cuanto al Instituto Nobel, en lugar de continuar con esta vergüenza histórica homenajeando a Kissinger en un evento donde las millones víctimas son nuevamente invisibilizadas, ¿nadie ahí tendrá el suficiente valor y la altura moral de ver que ésta es la oportunidad de retirarle el Premio Nobel y así compensar ese despropósito histórico? 

 

Por último, quisiera enviar un especial agradecimiento a las personas que se manifestarán contra la presencia de este nefasto personaje y contra las personas e instituciones que lo defienden. Háganle saber que la historia no lo absolverá, por más Premios Nobel que tenga.

Compartir este post
Repost0
27 diciembre 2016 2 27 /12 /diciembre /2016 00:00
Hacia la superación del franquismo (III)

Durante 40 años se consolidó una memoria de los vencedores que incluso llegó a calar entre los propios descendientes de los vencidos

Leandro Álvarez Rey

Y ello, en efecto, porque después de la Guerra Civil, como decíamos en entregas anteriores, el régimen procedió a una purga criminal y genocida de todos los supervivientes de los que se sospechara mínimamente que no fuesen proclives a entender y a defender la nueva patria (esa "Una, grande y libre") que surgía del franquismo. Continuamos con la fuente de referencia que ya hemos citado en entregas anteriores, pues el historiador Héctor Braojos Muñoz nos hace una estupenda reseña tanto de la guerra civil como de la posterior represión fascista. Franco era consciente de que después de la devastación a la que sometió a España el país debería ser sometido a un largo período de reconstrucción, así que desde 1937 se empezaron a regular los campos de concentración en los que mantenían a miles de republicanos en condiciones inhumanas. Esta situación ha inspirado el argumento de muchos libros, incluso de recientes películas. Se crearon batallones de trabajadores como mano de obra barata para ejecutar los planes de reconstrucción nacional, y en cada cuerpo de ejército se llegó a asignar hasta tres batallones de 600 prisioneros cada uno, para las labores de cavar trincheras o construir infraestructuras. Acabada la guerra, esta tarea continuó durante décadas. Los famosos pantanos de la época franquista, incluso los grandes monumentos erigidos a la memoria de los "Caídos por Dios y por España" fueron construidos por estos ejércitos de esclavos republicanos.

 

Entre 1937 y 1939 se crearon más de 100 campos de concentración en España. Éstos pasarán a denominarse como "Colonias Penitenciarias Militarizadas", que junto a Destacamentos Penales, serán los encargados de trabajar por sobrevivir tanto para el Estado como para las grandes empresas privadas. De hecho, hasta 1970, se continuó forzando el trabajo de los presos políticos. Mucho se ha hablado de esos "Pantanos de Franco", pero se ha dicho menos que todos ellos fueron obra de presos políticos republicanos como los casos del Ebro, Entrepeñas, Pálmaces, Mediano, Yesa o San Esteban, entre tantos otros. Pero no sólo los pantanos. Los reos también fueron obligados a construir canales, pueblos, ciudades, líneas de ferrocarril, túneles, fábricas, cárceles, residencias militares, hospitales, y hasta estadios de fútbol, como el de Valladolid o el de Palencia. Y así, la mano de obra esclava procedente de los vencidos sirvió durante años para reconstruir todo lo que la guerra civil había destruido. Los presos comunes que defendían el nuevo régimen tuvieron otra suerte bien distinta, ya que fueron amnistiados al poco de terminar la guerra civil. Por otra parte, muchos españoles, viendo la sangre derramada y la represión que se avecinaba, escaparon del país, en algunos casos para encontrarse con otras dictaduras, o para vivir la Segunda Guerra Mundial en toda su crudeza. Miles de refugiados huyeron, principalmente a Francia, país vecino entonces libre. Portugal, por su parte, vivía un destino parecido al español con el Estado Novo, la terrible dictadura de Salazar, que no acabaría hasta la famosa Revolución de los Claveles. 

 

El mundo de la cultura opositor al régimen fue bestialmente reprimido, destacando los asesinatos de Federico García Lorca, Miguel Hernández o Blas Infante, así como los exilios de los hermanos Machado, Rafael Alberti, y muchos otros. Algunos de ellos conseguirían regresar a la muerte del dictador, otros muchos murieron en el exilio. Un total de 400.000 refugiados españoles fueron repartidos en improvisados campos franceses de los que no podían salir, asentados en descampados o en dunas de playa, sin ningún abrigo. Por su parte, otros 25.000 refugiados huyeron a América Latina, principalmente a México o a Argentina. La Unión Soviética asumió la protección de unas 5.000 personas, entre ellos unos 3.000 niños, los famosos "niños rusos", que también han inspirado alguna que otra película o libro. Y es que estos "niños de la guerra" sufrieron especialmente su traslado, alejados de sus familias, destrozando su infancia. En total, 30.000 niños y niñas fueron enviados a otros países durante la guerra y la posterior dictadura, con la esperanza de que crecieran lejos del fascismo. Pero otros miles de niñas y niños no tuvieron esa suerte, muchos de ellos quedaron huérfanos tras la guerra, o con la represión al ser fusilados o encarcelados sus padres, teniendo que crecer en hospicios religiosos o en el Auxilio Social (Sección Femenina de la Falange), educándose a golpes en los valores falangistas. Incontables historias personales de los más pequeños se vieron completamente truncadas o traumatizadas de forma irreparable, criándose sin familia, sufriendo las crudas consecuencias de la guerra civil, siendo protagonistas de un verdadero drama humanitario que refleja la crueldad de aquélla oscura época. 

 

Héctor Braojos lo expresa en los siguientes términos: "La paz de Franco jamás existió. Fue un revanchismo antidemocrático y sangriento que dejó cunetas con fosas comunes en cada rincón de España". Pero como decíamos, la memoria de los vencidos fue tan brutalmente reprimida, que el falso mito de la "paz franquista" se instaló como un factor positivo del régimen, cuando en realidad se trataba de pura represión y extrema crueldad. Somos el segundo país del mundo en número de desaparecidos en fosas comunes, después de Camboya. Esa "paz" franquista tan aludida, no fue más que un sistema de dominación social y alienación cultural ejecutado a través del miedo y el recuerdo permanente de los asesinatos de los que alzaron la voz contra el fascismo y por la libertad. La enorme estructura represiva desplegada incluía la educación de adoctrinamiento como pilar fundamental, que afectó a todas las generaciones del franquismo que sufrieron la desgracia de tener que aprender a base de violencia, castigos y humillaciones. Y en este apartado tuvo una especial relevancia la Iglesia Católica, gran aliada de la dictadura, que por supuesto aprovechó la ocasión para inculcar a sangre y fuego las enseñanzas de los evangelios en su versión más tradicional y conservadora, difundiendo un régimen de pensamiento, que hemos dado en llamar "nacional-catolicismo", que cubrió no sólo la enseñanza de los infantes, sino también el despliegue de toda una serie de valores morales en torno al papel de la mujer, los homosexuales, etc. Todo esto también tuvo su influencia en la represión sexual, los sentimientos de culpa del cristianismo impuestos con mano de hierro, y el respaldo espiritual que complementaba la adhesión política al régimen en actitud servil, disipando toda crítica. 

 

La Sección Femenina de la Falange publicó incluso una serie de vergonzosos textos, machistas hasta la médula, que relegaban el papel de la mujer a ser básicamente una completa esclava del hombre. La dictadura supuso una involución tremenda en los derechos de las mujeres, y la marginación y discriminación de las mismas fue total y absoluta, en todos los aspectos. Se elaboraban incluso vomitivos y escrupulosos panfletos sobre el comportamiento y el papel que las mujeres debían desarrollar para con sus familias, se hacía apología de la actitud sumisa y complaciente de las mujeres, a las que se relegaba únicamente al papel de esposas y amas de casa, respetuosas y obedientes a sus maridos, y fieles guardianas de la paz del hogar conyugal. Hasta la propaganda comercial insistía en dichos roles femeninos. Por supuesto, la Iglesia Católica estaba detrás de la propagación de todo este retrógrado pensamiento. Pero todo ello no acabó con la dictadura, porque aún hoy día, en pleno siglo XXI, la Iglesia continúa detrás de toda la doctrina social machista y homófoba, de todas las agresiones hacia el avance en el papel de las mujeres, y de todos los retrocesos en la consecución de una igualdad real entre mujeres y hombres. Mediante sus llamamientos a "la defensa de la familia" como institución sostén de los vínculos sociales (la familia católica fue el modelo franquista por excelencia), la Iglesia continúa defendiendo y propagando el papel dependiente, secundario y sumiso de las mujeres, y criticando cualquier avance político y social que vaya a favor de la liberación de la mujer y en el avance de su igualdad con el hombre. La alianza del franquismo con la Iglesia fue la responsable de la tremenda involución cultural que sufrimos, y que desgraciadamente llega hasta nuestros días. El franquismo terminó, al menos en lo fundamental, pero la influencia de la Iglesia continúa. Continuaremos en siguientes entregas. 

Compartir este post
Repost0
26 diciembre 2016 1 26 /12 /diciembre /2016 00:00
Viñeta: Pedro X. Molina

Viñeta: Pedro X. Molina

La CIA tiene una relación de larga data con Riad y juntos han trabajado asiduamente no sólo para derrocar a Al Assad en Siria, sino para forjar una alianza sunita ´moderada´ que vigile la región mientras establece a los saudíes como hegemón regional

Marcy Wheeler

Nada más efectivo, pues, para una política dirigida a sustraer derechos económicos, sociales y cívicos a su población que mantenerla aterrorizada, bajo alegatos de amenazas externas, convirtiéndose así su gobierno en el supuesto "garante" de la supervivencia de sus "valores" y de su estilo de vida. Lo estamos pudiendo comprobar en los gestos y discursos de los líderes occidentales, cada vez que son atacados por la misma semilla a la que ellos atacan sin piedad en sus lugares de origen. Para el caso de Estados Unidos esto simplemente no hace falta, pues su población tiene sus "valores" norteamericanos muy bien inculcados, y ello unido al potente aparato mediático en el que se apoya su gobierno, se legitiman todas las acciones belicistas, invasoras, déspotas, injerencistas y avasalladoras que protagoniza su clase dirigente. El caso de Estados Unidos es particularmente especial. No vamos a detenernos en profundidad sobre ello, porque ya lo hemos tratado en nuestra serie de artículos "USA: Estado de Guerra Permanente", a la cual remito a todos los lectores y lectoras que no la hayan seguido. Allí hemos repasado con extensión todas las facetas, características, estrategias, acciones y planes de carácter bélico que Estados Unidos ha llevado a cabo tanto en el exterior como dentro de su propio país, pues lo beligerante no se refiere sólo al uso de bombas o de tropas, sino que también consiste en el maltrato, en la humillación, en la desigualdad, en las injusticias cometidas contra una población determinada. 

 

Pero aún como digo sin volver a detenernos exhaustivamente en dicho recorrido (que ya hicimos en dicha serie de artículos), sí que hemos de volver a recalcar, desde el punto de vista de buscar y seguir la senda del pacifismo, el particular caso norteamericano. Porque en efecto, Washington y sus altos jerifaltes ignoran, a propósito, el orden jurídico internacional sobre el cual descansan la ley, el orden y el respeto más básico a los derechos humanos. Miles de ejemplos podríamos poner para ilustrar lo que decimos. Estados Unidos se considera a sí mismo una potencia por encima de la ley, y no respeta el derecho internacional, haciendo caso omiso de los convenios y tratados internacionales. Al mismo tiempo, no cree en el orden y en la paz, y promueve continuamente el caos en función de sus propios intereses, sin importarle a quién o quiénes causen daño sus acciones. Y mientras, y esto es la otra indecente cara de la moneda, se dedica a criticar y hostigar al resto de países del globo que no bailen al son que Washington ordena. Estados Unidos, no nos cansaremos de repetirlo, representa la mayor amenaza para la paz mundial. Pero la responsabilidad y la culpa de todo ello no es solo atribuible a Washington, sino al resto de países que lo han permitido y auspiciado, en especial nuestra indigna Unión Europea, que jamás ha tenido la decencia de enfrentarse seriamente a los planes norteamericanos. 

 

Y es que como nos explica perfectamente Vicky Peláez en un reciente artículo para el medio Sputnik News, el Pentágono necesita urgentemente guerras para mantener su poderío. Ello es lógico (como expondremos en el bloque dedicado a la relación de las guerras con el capitalismo) desde el punto de vista de que Estados Unidos representa la mayor potencia capitalista, y las guerras proporcionan una vía de escape para dicha expansión del capitalismo. De hecho, hace pocos días que el Congreso norteamericano aprobó la nueva Ley de Defensa Nacional, que entre otras muchas cosas, autoriza a su Presidente a sancionar a cualquier país del planeta en nombre de la seguridad nacional. Una completa aberración. Y concretamente, definen a Rusia, Irán  y Corea del Norte como una "agresiva amenaza" a la paz en el mundo. No se puede ser más cínico e indecente. Ya lo hicieron en su momento con Cuba y Venezuela. Es la etiqueta que le ponen a todo país que no se someta a sus designios a pies juntillas, o siquiera que intente implantar un sistema más justo y social para su población. La verdadera amenaza para la paz son ellos, los estadounidenses, que se dedican a derrocar a gobiernos extranjeros en cuanto ven un atisbo en ellos de contribuir a una mayor justicia social. Ellos son los que crearon y entrenaron a todos los grupos terroristas yihadistas que ahora arrasan Oriente Próximo, con ayuda de Arabia Saudí, Qatar e Israel, entre otros, como ya hemos explicado en anteriores entregas. La senda del pacifismo tiene que enfrentarse a esta verdad, tiene que denunciar esta verdad, y tiene que proclamar alto y claro en todo el mundo, en todos los foros, que la comunidad internacional no puede rendirse a la crueldad y violencia engendrada por Estados Unidos. 

 

Vicky Peláez lo expresa en los siguientes términos: "Todas estas organizaciones, movimientos y grupos terroristas están trabajando por encargo de los EE.UU. para balcanizar el Oriente Próximo, crear una imagen negativa del Islam y facilitar el dominio norteamericano en la región. Las periódicas declaraciones de las autoridades de Washington donde dicen que todas sus intervenciones, incluyendo las de Irak, Afganistán, Libia, Somalia, Yemen y ahora en Siria han sido motivadas exclusivamente por su deseo de traer paz y democracia a estos países son falsas. Todo esto constituye una mentira igual que las aseveraciones de los especialistas norteamericanos donde afirman que el país es autosuficiente en el petróleo. Resulta que, inclusive con el oro negro obtenido usando el petróleo de esquisto, Estados Unidos sólo puede abastecerse en un 40%, y está obligado a importar el restante 60%". Así de claro. Las mentiras, bulos y engaños que Estados Unidos vierte continuamente a la comunidad internacional son constantes, pero como no puede decir abiertamente la verdad, sus campañas e intervenciones están "adornadas" con esas solemnes pero falsas proclamas a la "democracia" y a los "derechos humanos", cuando en realidad son conceptos de los cuales ellos no tienen ni idea. Luego por tanto, basta ya de tanto sometimiento, de tanta pasividad, de tanto alineamiento con las perversas políticas estadounidenses. Jamás el pacifismo en el mundo será alcanzado mientras continuemos ligados a las políticas y a las directrices norteamericanas. Estados Unidos se cree en el deber y en el derecho (incluso "divino") de controlar al mundo a través de su fuerza, tanto económica como militar, y no entiende que ambas fuerzas se le están debilitando. 

 

De hecho y afortunadamente, la tendencia hacia la multipolaridad planetaria está promoviendo que otros grandes países y potencias no sólo dejen de alinearse con los intereses norteamericanos, sino que además busquen otras alianzas económicas, como ha ocurrido con los BRICS (países emergentes, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), y también con algunos países de América Latina, que han creado foros internacionales diferentes a aquéllos hegemonizados por Washington, tales como el ALBA, Mercosur o la UNASUR. Porque para Washington, traer (de forma tutelada, claro está) la paz y la democracia a los países consiste en destruirlos previamente (como están haciendo con Siria o Yemen en estos momentos), fomentar la destrucción, la barbarie, el caos y el pillaje, y luego tutelar una reconstrucción, después de causar millones de personas muertas, mutiladas, enfermas, desplazadas, refugiadas o huérfanas. Personas inocentes a las que Estados Unidos les ha reservado sin motivo el miedo y el horror. Grandes ciudades arrasadas, con sus tesoros artísticos y arquitectónicos aniquilados, con sus infraestructuras bombardeadas, con sus servicios públicos dinamitados. Experiencias que hacen anidar en ellos el terror y fomentan los más bajos instintos humanos. Porque para Estados Unidos sólo existen dos opciones en su política internacional: o los terceros países aceptan su dominio, o son vil y cruelmente destruidos. No existen más opciones. Esta es su perversa visión sobre un mundo mejor, sobre la paz y la prosperidad mundial, y sobre los cimientos de las naciones democráticas. USA sólo entiende y aplica el terrorismo, la mantanza, el caos, la destrucción, el chantaje, la barbarie, la injerencia y la guerra. Estas son sus credenciales. Son un actor no sólo prescindible para una política de paz, sino absolutamente rechazable. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
23 diciembre 2016 5 23 /12 /diciembre /2016 00:00
Arquitectura de la Desigualdad (XVII)

Y yo pregunto a los políticos, a los economistas, y a los moralistas, el número de individuos que es forzoso condenar a la miseria, al trabajo desproporcionado, a la desmovilización, a la orfandad, a la ignorancia crapulosa, a la desgracia invencible, a la penuria absoluta, para producir un rico

Almeida Garret (escritor portugués del siglo XIX)

Bien, una vez analizado el panorama nacional de la desigualdad en el artículo anterior, vamos a extrapolarlo al panorama internacional, con ayuda de este estupendo artículo de Teguayco Pinto para el eldiario.es, que vamos a seguir a continuación. El artículo realiza un resumen basándose en un reciente Informe titulado "Afrontar el reto de las desigualdades y trazar vías hacia un mundo justo", que fue presentado en la Real Academia Sueca de Ciencias Sociales. Como dato inicial, diremos que España y Estados Unidos son los dos países en los que más aumentó la desigualdad durante la crisis, según la UNESCO, lo cual es claramente indicativo de su arquitectura social, según el referido informe para el cual han contribuido más de 100 científicos sociales. Los autores apuntan a la pérdida de puestos de trabajo, la temporalidad laboral y las mal llamadas políticas de "austeridad" como algunas de las causas de este aumento. A nivel internacional, el informe destaca una ligera mejora de la desigualdad global, pero advierte de que esta mejoría se apoya en un aumento de la desigualdad interna, es decir, la registrada dentro de cada país. La desigualdad global se mide habitualmente a través del Coeficiente de Gini, cuya escala está entre 0 (sin desigualdad) y 1 (máxima desigualdad). En Europa este índice oscila entre 0,25 y 0,30, aunque en España alcanzó en 2012 un valor de 0,36, sólo por detrás de Grecia (0,37) e Israel (0,43). En Estados Unidos este coeficiente alcanza un valor de 0,41, mientras que los países más desiguales se sitúan ligeramente por encima de 0,60, como en Sudáfrica. 

 

El crecimiento de las desigualdades internas ha sido especialmente marcado en los países más ricos, y el informe señala el período de crisis actual como especialmente perjudicial, debido principalmente a una combinación de pérdida de empleos y aumento de las desigualdades salariales. En el caso español, pasamos de un Indice Gini de 0,31 en 2002 a 0,36 en 2012, lo que supone un aumento de casi un 14%. Según el informe, el 90% del incremento de la desigualdad en nuestro país está causado por el paro y los bajos salarios durante el período entre 2006 y 2010. Los autores del informe son especialmente críticos con los recortes y las políticas de austeridad llevadas a cabo en la Unión Europea, de los que aseguran que "no sólo perjudican el empleo y la inversión, sino que afectan a los pobres de manera desproporcionada, a través de reducciones de salarios y pensiones, y mediante recortes en sanidad pública, educación y gasto social". Es justamente lo que nos llevan recomendando otros organismos internacionales como el FMI o el BM, por lo cual, la conclusión está clara: estos organismos trabajan a nivel global para los intereses del gran capital transnacional, y sus objetivos son ahondar y perpetuar la desigualdad a nivel planetario. Tambien hacen referencia los autores al aumento de los contratos de trabajo temporal, los cuales "se han convertido en una característica distintiva de los mercados de trabajo en el sur de Europa, los países andinos y partes de Asia", y que "suponen pérdidas salariales significativas para los trabajadores individuales". En este sentido, el informe de referencia vuelve a destacar el caso de España, "donde más de una cuarta parte de la fuerza de trabajo tiene contratos temporales". 

 

A pesar de todas estas evidencias, datos y conclusiones, nuestro nefasto, infame y cínico Gobierno sigue sosteniendo que sus reformas "están funcionando". Según los miembros del Comité Científico Consultivo encargado de supervisar el informe, entre los que destaca el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz,  las medidas de liberalización económica adoptadas desde la década de los años 80 del siglo pasado "han provocado un aumento de la desigualdad y una distribución poco equitativa de los beneficios del crecimiento". Además, señalan cómo a partir de la década de 1990 comenzó a producirse un estancamiento de los salarios de la clase media en los países desarrollados, lo que unido al imparable aumento de las ganancias del 1% de la población correspondiente a las personas más ricas y al predominio creciente de las rentas del capital financiero sobre los ingresos y rentas del trabajo, han contribuido a concentrar la riqueza en manos de una élite social muy reducida y poderosa. Es justo lo que llevamos sosteniendo desde la primera entrega de esta serie. Pero continuemos repasando el panorama internacional. El Indice Gini Global se sitúa por encima de 0,70, aunque los resultados del informe muestran una disminución en las últimas décadas de entre un 3% y un 4%, lo cual se debe en gran parte al rápido crecimiento económico en China y en la India, o al crecimiento, más moderado, de varios países de América Latina. Sin embargo, esta reducción parece haberse apoyado, como decíamos más arriba, en el incremento de las desigualdades internas de los respectivos países, algo que se conoce como la "paradoja de la desigualdad". 

 

Es especialmente destacable el caso de China, cuyo Coeficiente Gini aumentó en 11 puntos durante el período 1985-2008, aunque disminuyó alrededor de dos puntos en los siguientes seis años. Los autores del informe también mencionan a los países del antiguo bloque soviético, que durante los últimos años han sufrido un aumento importante de la desigualdad y destacan el caso de Rusia, cuyo Indice Gini aumentó más de 20 puntos tras la caída de la Unión Soviética, y que aún hoy se mantiene en valores superiores a 0,41. Con respecto a los países latinoamericanos, el informe indica que la mayoría de ellos registraron una reducción de la desigualdad durante la pasada década, y destaca los casos de Brasil y Argentina, cuyos índices Gini disminuyeron alrededor de 12 puntos (es decir, durante las políticas progresistas del ex Presidente Lula y Dilma Rousseff en Brasil y de Néstor y Cristina Kirchner en Argentina). Entre los factores que han contribuido a la reducción de las desigualdades sociales en América Latina, los investigadores destacan el aumento de los salarios mínimos, la introducción de progresivas reformas fiscales, y la consolidación de las pensiones públicas. Justo el camino contrario al que ahora lleva Europa, y al que los actuales Gobiernos de Macri en Argentina y de Temer en Brasil están ejecutando, que de nuevo, vuelven a ser gobiernos serviles hacia el gran capital. En otro informe publicado en las mismas fechas por la Conferencia de Comercio y Desarrollo de la ONU, se hace referencia a la desigualdad y se critica la creencia en la "hipereficiencia de los mercados autorregulados", a los que acusa de haber ignorado cómo el crecimiento económico estaba siendo alimentado por una "adicción malsana a las apuestas de alto riesgo entre los agentes del mercado financiero", lo que terminó provocando un aumento de la desigualdad "a niveles no vistos desde la década de 1920". 

 

Este informe resalta el hecho de que pese a que los mercados financieros fueron el detonante último de la crisis, "éstos no fueron reformados", lo que sigue afectando a los niveles de deuda y desigualdad. Además, critican que la mayor parte de las ganancias de los últimos años hayan dado como resultado el aumento de los beneficios empresariales, "mientras que la mayor parte del ajuste ha caído sobre los países deudores y las familias trabajadoras, cuyos salarios, empleos y bienestar social están bajo la presión constante de las medidas de austeridad". Finalmente, el informe sobre desigualdad hace un llamamiento sobre el riesgo que corren los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a nivel mundial, si no se hace mayor hincapié en las políticas redistributivas. Estos objetivos fueron aprobados en septiembre del pasado año, como un proyecto global para terminar con la pobreza, hacer frente a las terribles desigualdades globales (tanto internas como entre países y continentes), y abordar el gravísimo problema del cambio climático en el curso de los próximos 15 años. Ardua tarea, diríamos incluso imposible, si se insiste en los patrones actuales de crecimiento y distribución de la riqueza. Según se advierte en el informe, "son muy pocos los países que efectúan inversiones en la realización de trabajos de investigación sobre las repercusiones a largo plazo que tiene la desigualdad en sus economías, sociedades y comunidades", concluyendo que "si esto no se resuelve urgentemente, la meta transversal de que nadie se quede atrás de aquí a 2030, proclamada en los ODS, será un mero eslógan sin sentido alguno". Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
22 diciembre 2016 4 22 /12 /diciembre /2016 00:00
Fuente Viñeta: http://www.elespanol.com/

Fuente Viñeta: http://www.elespanol.com/

Dicen que a Susana Díaz la esperan en Madrid. En Andalucía le llevan mucho tiempo esperando

Iosu Perales

El PSOE va de capa caída intentando por todos los medios recuperar la credibilidad perdida  a chorros, pero ya es tarea imposible. Y en su infatigable labor, están cayendo en el más absoluto de los ridículos. Acciones de venganza y discriminación por parte de la Gestora hacia los diputados que se negaron a la investidura de Rajoy, declaraciones obscenas e insulsas, y homenajes al fundador del partido, puños en alto incluidos, que a estas alturas, con toda su trayectoria detrás, resultan hasta grotescos. En efecto, Javier Fernández en el discurso en el homenaje al fundador Pablo Iglesias resultó absolutamente patético: "No me tenéis que pedir que lo haga deprisa, me tenéis que pedir que lo haga bien". Quizá el señor Fernández ignora deliberadamente que él no es ningún líder del PSOE elegido democráticamente, y por tanto, no está para hacer nada que no sea representar institucionalmente al PSOE, y convocar cuanto antes el nuevo Congreso, como le está pidiendo la militancia. Pero ellos, oídos sordos. La Comisión Traidora (perdón, quise decir Gestora) del PSOE lo que desea es lo de siempre: retrasar el Congreso (de momento se han dado de plazo hasta el verano), para que todas las putadas y traiciones del PSOE se vayan olvidando, se vayan diluyendo en el tiempo, y puedan volver a tener la posibilidad de continuar engañando a militantes y votantes en próximos comicios. Es justo lo que llevan haciendo durante más de 30 años. 

 

Una Comisión Gestora que se ha ensañado en clara actitud vengativa con los rebeldes a la investidura de Rajoy, a quiénes no sólo ha retirado sus cargos de responsabilidad en el Congreso, sino que además ha impuesto la máxima sanción económica (600 euros) por su "mala conducta". Y por su parte, el ex Presidente Rodríguez Zapatero, que reaparece para decir cosas como que "...y a este partido hay que quererlo, hay que respetarlo...", a lo que habría que responderle que el cariño y el respeto no se piden, no se solicitan ni se ordenan, sino que se ganan, así que mírese el PSOE a sus adentros, a ver qué ha hecho para cosechar el inmenso rechazo social y la caída en picado que hoy día cosecha. Y en eso llegó Lambán. Y es que en la localidad sevillana de Umbrete, tuvo el aragonés un acto del partido con la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, representante del Susanato que hoy día gobierna con mano dura en el partido, y que además pretende (por mucho que lo esconda, y en volandas de sus barones) convertirse en lideresa nacional. Pues bien, en dicho acto, Díaz aseguró que "...nadie va a arrinconar al PSOE, porque este partido tiene historia, tiene bagaje...", a lo que habría que responderle que el PSOE se arrincona solito, no necesita ayuda de nadie para eso, y que dicha historia de la que tanto presumen y ese bagaje se lo están cargando, lo están tirando por los suelos personas como Susana Díaz y sus adláteres. 

 

Parece ser que la apoyan bajo la bandera de que ella es la que gana ampliamente las elecciones en Andalucía, pero ni las gana tan ampliamente, ni siquiera tan limpiamente como nos quieren hacer ver. Muchos analistas han explicado perfectamente la situación en Andalucía, como Iosu Perales (en su reciente artículo "Esperando a Susana"), o Isidoro Moreno, Catedrático Emérito de Antropología Social y uno de los grandes pensadores andaluces, cuando ha afirmado que lo que el PSOE de Andalucía ha construido es "un régimen político unipartidista y clientelar, propenso a prácticas corruptas, sobre el modelo del PRI mexicano, que ha extendido sus tentáculos no sólo en el ámbito de las instituciones políticas sino en todos los de la sociedad civil, perpetuando la dependencia económica, la subalternidad política y la alienación cultural". Casos de corrupción como el de los ERE fraudulentos lo demuestran claramente. El PSOE-A es una empresa de colocación al servicio de acallar la protesta de la clase trabajadora andaluza. Nosotros también lo hemos explicado en este artículo, donde exponemos los diversos factores que confluyeron en su victoria electoral en las pasadas elecciones autonómicas. En efecto, es evidente la existencia de una clara red de clientelismo político por parte del PSOE en Andalucía, labrada durante décadas de hegemonía, y dedicada a construir toda una cadena de favoritismos, nepotismo y tráfico de influencias, de cara a asegurarse permanentemente el poder. 

 

Quizá quien mejor lo ha explicado recientemente haya sido Raúl Solís, en su fantástico artículo "El idioma de Andalucía es el silencio", publicado originalmente en el medio Paralelo 36. En el fondo, no es más que una red corrupta institucionalizada. Es palpable la existencia de toda una serie de empresas públicas de carácter "fantasma", en las que el partido mantiene a todo tipo de enchufados/as, representando una insoportable sangría de fondos públicos destinados a empresas que poseen, por decirlo coloquialmente, "más jefes que indios". Todo ello ha ido engordando el tamaño de la Administración Pública andaluza, y construyendo una especie de Administración paralela, y una extensa red de clientelismo político, extendida en mayor o menor medida por todas las provincias andaluzas, que lógicamente, en períodos electorales, suponen una gran baza para la victoria del PSOE-A. Y también influye, cómo no, la propia realidad de la sociedad andaluza, que configura, dentro del ránking de las Comunidades Autónomas del Estado Español, una de las de mayor subdesarrollo social y económico. Porque Andalucía lleva arrastrando, desde siempre, con respecto a otras zonas de España, este bajo nivel de desarrollo, que se manifiesta en diversas facetas, tales como el altísimo nivel de paro de la población, la sobredimensión del sector servicios, la baja renta per cápita, o el nivel de implantación y desarrollo de su tejido industrial, quizá el más pobre de España, junto a otras regiones, como Extremadura o Canarias.

 

A todo ello se une una población más envejecida que en otras zonas, así como la presencia de grandes zonas rurales. Evidentemente, toda esta arquitectura social es proclive a disponer de una población mucho más conservadora en el voto, y más fácil de convencer y de manipular. Este es el auténtico "bagaje" del "socialismo" andaluz, un partido que acude a las urnas con esta carga, con esta especie de "dopaje" tan particular. Pero volvamos, para finalizar, al referido acto del partido donde se dieron cita la Presidenta de la Junta y el líder del PSOE en Aragón, Javier Lambán, porque aún se dijeron allí más cosas. El aragonés le dedicó a la andaluza toda una serie de piropos de la más rancia prosapia, asegurando: "Susana, eres esa trianera tocada por los dioses del socialismo, que te cubren y protegen con su manto...No tengo dudas de que vas a parar, de que vas a tener que templar mucho, pero al final, vas a acabar mandando". ¡Ole la gracia!. Ya sólo la utilización del símil taurino de parar, templar y mandar da idea de lo casposo del personaje, así que nosotros nos vamos a ir a su tierra, a Aragón, para sugerirle una jota aragonesa con la cual podría haber tentado a la sevillana: "Andaluza eres, Susana / Y yo del Bajo Aragón / Decídete por el mando / Que te lo aconsejo yo". ¡Aúpa, maño!

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías